Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portos reclama una tasa de 10.800 euros para autorizar el cierre peatonal de Banda do Río

El ente afirma que la ocupación de todos los años precedentes fue “irregular” | Desde el Concello de Bueu lo achacan al “afán recaudatorio” y convocan mañana a la hostelería

Vecinos paseando por delante de una terraza, ayer, en Banda do Río GONZALO NUÑEZ

El cierre peatonal de Banda do Río durante la temporada de verano después de más de 30 años pende de un hilo. O para ser más correctos, de 10.800 euros. Esa es la cuantía económica que reclama Portos de Galicia al Concello de Bueu para autorizar el corte de tráfico con el que las terrazas disponen de más espacio durante la campaña estival. Es la primera vez que el ente público exige el abono de esta tasa, una reclamación que no ha cogido totalmente por sorpresa al gobierno local, que reprocha al ente público su “afán recaudatorio”.

El año pasado la implantación de esta medida ya estuvo en el aire. A mediados de julio Portos de Galicia advirtió al Concello de que ese cierre no contaba con su autorización y que era preceptivo tramitarla. Desde el consistorio se mostraron sorprendidos porque nunca se había solicitado, pero se tramitó y se resolvió favorablemente. “Ahora se demuestra que aquello no era casualidad, estaban preparando el terreno para este verano”, afirman con evidente malestar el alcalde, Félix Juncal, y el vicealcalde y edil de Facenda, Julio Villanueva.

Desde el bipartito en esta ocasión se envió con antelación suficiente la solicitud de autorización. Portos requirió en primer lugar que se enviase a través de un formulario oficial y ayer remitió su contestación definitiva. Un escrito en el que se autoriza el cierre peatonal de Banda do Río para las terrazas, siempre y cuando el Concello abone una tasa de 10.800 euros. Una cuantía que responde a los cálculos del ente público por la ocupación de unos 600 metros cuadrados de superficie durante tres meses. “Es la demostración de que lo único que le interesa a Portos es recaudar. No tiene ni la más mínima sensibilidad hacia el Concello, que llevamos años asumiendo tareas de conservación y mantenimiento en espacios que son de su competencia, ni hacia el sector hostelero, a los que ya les cobra por sus terrazas”, sostienen los máximos responsables del gobierno local. Subrayan además que el objetivo fundamental de esta medida es apoyar al sector hostelero, más aún cuando el conjunto de la sociedad aún está sufriendo las consecuencias de la pandemia del COVID, y garantizar la seguridad con el corte del tráfico.

La reciente reunión en el salón de plenos de Bueu entre el Concello y la hostelería local. T.G.

Un escrito remitido a finales de mayo por Portos de Galicia ya dejaba entrever que este verano podría haber cambios importantes. El documento firmado por la presidenta del ente público, Susana Lenguas, afirma que el cierre de la Avenida Montero Ríos en su tramo de Banda do Río para la instalación de terrazas supuso “una ocupación irregular”.

Desde el bipartito se ha procedido a convocar mañana mismo al sector de la hostelería para abordar la situación y tratar las posibles alternativas. El encuentro será a las 11.00 horas en el salón de plenos del ayuntamiento.

La previsión trasladada a los hosteleros en una reciente reunión era que el cierre comenzase a partir del 1 de junio y que se prolongase hasta mediados de septiembre. Además el Concello mantenía la exención de abonar las tasas municipales por ocupación de la vía pública como gesto de apoyo al conjunto de la hostelería local.

El pleno de la corporación de Bueu celebrado el lunes. T.G.

Un acta de 2006 obligaría al ente a asumir el mantenimiento

El pulso entre el Concello de Bueu y Portos de Galicia lleva varios meses subiendo en intensidad. Primero por el conflicto de la pesca de recreo y luego a cuenta de la conservación y mantenimiento de los espacios públicos que forman parte del dominio portuario. El pleno del lunes incluía dos mociones a este respecto, que fueron aprobadas con los votos del BNG, ACB y PSOE y con la abstención del PP. Félix Juncal y Julio Villanueva insisten en que Portos debe asumir las tareas de conservación de todos los ámbitos de su competencia y que no estén bajo una concesión municipal [que solo son la plaza de abastos y el Centro Social do Mar]. “Da igual que su uso no sea estrictamente portuario, son terrenos de su competencia y desde el Concello de Bueu llevamos años asumiendo y costeando esos trabajos”, denuncian.

En la sesión plenaria del lunes el alcalde exhibió un acta firmada en 2006, cuando era alcaldesa Elena Estévez, en la que los tramos del paseo marítimo revertían de nuevo en Portos, con la obligación de encargarse de su mantenimiento. “Nunca lo hizo y tuvo que encargarse el Concello de Bueu, pero todo tiene un límite”, afirma de manera contundente Juncal, que acusa al ente público de tratar a los concellos en función de un doble rasero.

La moción aprobada el lunes planteaba como alternativa que Portos de Galicia desafectase esos espacios públicos que no tienen un uso portuario y que volviesen al dominio público. “Dan la callada por respuesta, no asumen las labores que les corresponden y aprovechan cualquier situación para intentar cobrar una nueva tasa”, sostienen desde el bipartito BNG-ACB. El texto de la moción aprobada por el pleno también avanza la intención municipal de empezar a remitirle a Portos las facturas por los trabajos que asume el Concello en las zonas de competencia portuaria.

Los pescadores recreativos acudieron a la sesión plenaria del lunes en Bueu. T.G.

Rechazo al convenio de la pesca recreativa

La sesión plenaria del lunes también aprobó una moción de rechazo al convenio propuesto por Portos de Galicia a los concellos para regular la pesca recreativa o con caña en los puertos autonómicos. Para el bipartito ese documento “es improcedente e inoportuno” porque aseguran que pretende que los ayuntamientos asuman competencias que son del ente público, con las consecuencias que ello podría conllevar. “Pretende que asumamos tareas de vigilancia y señalización de las zonas en las que estaría permitida la pesca recreativa en sus puertos, además de asumir posibles responsabilidades patrimoniales derivadas del ejercicio de esta actividad”. Por ello se pide la mediación de la de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp).

Por su parte, desde el PP, que se abstuvo, lamentan que el Concello de Bueu no buscase alternativas y diese un portazo de primeras a esa propuesta. “Se podría estudiar el documento y enviar propuestas a este borrador de convenio, así como fijar un periodo de prueba porque se incluyen cuestiones que son asumibles”, defendió Elena Estévez.

Compartir el artículo

stats