Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pleno de Bueu rechaza el convenio de Portos para la pesca recreativa

El plenario también acordó exigir al ente público que asuma la conservación de todos los espacios públicos de su competencia

Un momento de la sesión plenaria de ayer en Bueu. T.G.

El ente público Portos de Galicia no estaba presente en el pleno de ayer en Bueu, pero fue el gran protagonista de la sesión plenaria. El orden del día incluía dos mociones dirigidas al departamento, que depende de la Consellería do Mar. La primera era un rechazo frontal a la propuesta de convenio remitida para la vigilancia y señalización de las zonas permitidas para la pesca recreativa. Y la segunda estaba centrada en el mantenimiento de los espacios públicos del concello que son de titularidad de Portos, a quien se exige que asuma su conservación o se procederá a girar las facturas por los trabajos que asume directamente la administración local. Las dos mociones salieron adelante con los votos del bipartito BNG-ACB, que contó con el apoyo del PSOE, mientras que el PP se inclinó por la abstención.

Bueu forma parte del grupo de doce municipios que se opone a la propuesta de convenio ofrecida por Portos de Galicia para regular la pesca deportiva en espacios portuarios. Desde el ejecutivo local argumentan que ese documento “es improcedente e inoportuno” porque aseguran que pretende que los ayuntamientos asuman competencias que son del ente público, con las consecuencias que ello podría conllevar. “Pretende que asumamos tareas de vigilancia y señalización de las zonas en las que estaría permitida la pesca recreativa en sus puertos, además de asumir posibles responsabilidades patrimoniales derivadas del ejercicio de esta actividad”.

Desde BNG y ACB afirman que los ayuntamientos no tienen capacidad para cumplir con esas obligaciones, razón por la que se rechaza la propuesta de convenio y se solicita la mediación de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp). El alcalde, Félix Juncal, y el vicealcalde, Julio Villanueva, argumentaron ante el plenario que el documento de Portos de Galicia carece de “una absoluta falta de lealtad institucional” porque no fue negociado previamente con los ayuntamientos. “Los convenios son acuerdos entre dos partes, algo que aquí no se cumple”, sentenciaron. Por su parte, la portavoz del PP, Elena Estévez, lamentó que el Concello de Bueu no buscase alternativas y diese un portazo de primeras a esa propuesta. “Se podría estudiar el documento y enviar propuestas a este borrador de convenio, así como fijar un periodo de prueba porque se incluyen cuestiones que son asumibles”, defendió la edil.

La segunda de las mociones con Portos de Galicia como destinatario se refería al pulso abierto entre ambas instituciones a cuenta de la conservación y mantenimiento de los espacios portuarios. Desde el gobierno local se reclama al ente público que proceda “a asumir sin excusas sus obligaciones en la totalidad de los espacios portuarios y no solo de los que tengan un directamente un uso portuario”. Si no es así, desde el ayuntamiento se solicita su reversión al dominio público marítimo terrestre y se plantea remitir a Portos de Galicia las facturas por los trabajos de conservación que asume con operarios y fondos municipales. “Tenemos que pedir que se invierta en Bueu lo mismo que se invierte en otros concellos; es de justicia que después de tantos años asumiendo tareas de mantenimiento y conservación de espacios que no son municipales”, afirmó durante el debate plenario Félix Juncal.

El orden del día incluía una tercera moción, esta presentada por el PP bajo un título de “Bueu máis limpo”, en la que se solicitaba la puesta en marcha de campañas de concienciación dirigidas a la ciudadanía por la presencia en las calles de excrementos de animales de compañía. Desde el grupo de gobierno no apoyaron la propuesta porque “no compartimos esa visión catastrofista, pues el Bueu de hoy nada tiene que ver con el de antes”.

La corporación sí que aprobó por unanimidad la aprobación del expediente de contratación de las obras para la remodelación y reforma de la biblioteca Torrente Ballester, un asunto que por presupuesto es competencia del pleno. La obra está presupuestada en más de 900.000 euros, que se financiarán con cargo al Programa ReacPon y al Plan Concellos, ambos de la Diputación de Pontevedra. Tras la aprobación plenaria ahora se procederá a publicar el anuncio en la Plataforma de Licitación del Estado y en la Sede Electrónica del Concello, momento a partir del cual se abrirá el plazo para que las empresas puedan presentar sus ofertas.

Compartir el artículo

stats