Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Félix Juncal anunciará el 12 de junio si opta a la reelección

Félix Juncal y Ana Pontón en una visita de ambos a la nave de Pescadoira. | // SANTOS ÁLVAREZ

Aún queda un año para las próximas elecciones municipales, pero el BNG ya comienza a tomar posiciones de cara a las mismas. La formación nacionalista celebrará una convención local el domingo 12 de junio a la que asistirá la portavoz nacional, Ana Pontón, y en la que el regidor Félix Juncal anunciará si encabezará o no las listas del partido. Será el pistoletazo de salida a una carrera en la que el Bloque no quiere perder su posición de privilegio en Bueu, esa que le ha llevado a imponerse en los cinco últimos comicios y a que el propio Juncal sea el titular de la Alcaldía de forma ininterrumpida desde el año 2007.

El BNG celebrará una convención local como pistoletazo de salida a los comicios del próximo año

decoration

La previsión es que este acto público tenga lugar a partir de las 19 horas en la Praza Massó, siempre y cuando el tiempo lo permita. En caso contrario, se trasladaría a un recinto cerrado. La presencia de Pontón en uno de los municipios donde el Bloque es hegemónico sirve asimismo para mostrar músculo electoral y para posicionarse a su vez de cara a la lucha por el cetro autonómico ante un Alfonso Rueda que ha tomado el relevo de Alberto Núñez Feijóo, inmerso en su aventura para optar a la Moncloa.

Desde las filas del BNG se apunta a que el acto será una conmemoración simbólica de los 15 años de gobierno nacionalista en la villa de O Morrazo. “Hemos sido protagonistas de la transformación de un Bueu donde las noticias eran pesimistas a otro que ve con ilusión el futuro”, señala el propio Juncal, que añade que “esta etapa apasionante tiene su continuidad en el futuro proyecto de 2023, con un nuevo impulso”. La convención servirá, por tanto, “para abrir el panorama de las próximas elecciones” y de una hoja de ruta en la que se quiere consolidar “la expansión y el crecimiento de Bueu como concello referencia en cuanto a calidad de vida”.

La portavoz nacional, Ana Pontón, estará presente en la cita

decoration

Lo que todavía no desvela Félix Juncal es si jugará un papel determinante en ese proyecto del BNG. “Llevo semanas en un proceso de reflexión y hasta ese día valoraré las cosas hasta estar en posición de poder tomar la decisión definitiva”, señala. El regidor ha encabezado las listas de su partido en las últimas cinco citas (2003, 2007, 2011, 2015 y 2019) y ha obtenido los mejores resultados en toda su historia, alcanzando tres mayorías absolutas y los 12 ediles en dos ocasiones (2011 y 2015).

Sin embargo, en los comicios de 2019 el BNG sufrió un importante descenso en los apoyos recibidos, bajando desde el 64,05 por ciento de los votos al 44,48 por ciento, y quedándose con ocho concejales, a escasos sufragios de ese noveno que le habría permitido seguir en solitario en el gobierno. La cita del próximo año será una reválida para los nacionalistas, que deben confirmar si los resultados de 2019 fueron un accidente o si son capaces de recuperar la tendencia anterior de completo dominio. Y ahí es donde Juncal debe decidir si su figura sigue siendo fundamental para el partido o si ha llegado el momento de echarse a un lado.

Estévez repite y ACB y PSOE meditan su postura

Si el BNG comienza a moverse de cara a los comicios municipales, la actividad todavía es incipiente en el resto de grupos del panorama político de la corporación de Bueu. Quien parece tenerlo más claro es el Partido Popular, que seguirá confiando en Elena Estévez como alternativa de gobierno. Así se expresó en la última reunión con la ejecutiva provincial por entonces dirigida por Alfonso Rueda.

La confianza es plena en una cabeza de lista que duplicó en las últimas elecciones el número de ediles hasta alcanzar los seis. Con el desgaste sufrido por Juncal tras 15 años en el gobierno los populares confían en seguir remontando y optar a la victoria electoral. En una etapa de cambios habrá que esperar al congreso provincial para ir tomando decisiones concretas.

Mayor indecisión hay en el PSdeG-PSOE, que todavía no piensa en la cita de 2023. Las dudas son importantes, comenzando por quién podría ser el candidato, toda vez que José Manuel Vilas podría plantearse dar un paso al lado después de haber estado al frente del partido en las últimas citas. La posibilidad de un relevo no es, ni mucho menos descartable.

Mientras, en ACB tampoco se ha activado el piloto de inicio electoral. Lo primero que tendrá que decidir la asamblea es bajo qué paraguas participará en los comicios –ya lo hizo con Son y con las Mareas– y luego elegirá candidato, si bien el papel de Julio Villanueva en el gobierno actual le concede muchas papeletas para repetir.

Compartir el artículo

stats