Una mujer de 60 años Margarita B. M. apareció muerta en la mañana de ayer en el interior del portal del edificio en donde residía en Cangas, en el número 3 de la calle Redondela, en el entorno de la avenida de Marín. El cuerpo de la mujer fue encontrado por uno de los vecinos del inmueble que alertó a la Policía Local de Cangas.

Eran cerca de las 08.00 horas cuando la Policía recibió la llamada. De inmediato se personó la patrulla y fue alertada la ambulancia y Guardia Civil. La mujer estaba en posición fetal en las escaleras de acceso al garaje y tenía daños en la cara. Los agentes intentaron la reanimación de la víctima con un equipo de primeros auxilios, mientras no llegaba la ambulancia con el médico, que acudió al poco tiempo. El equipo médico prosiguió con la reanimación, aunque nada se pudo hacer por salvar la vida a esta vecina y se certificó, lamentablemente, su muerte a las 08.10 horas.

Tanto la Policía Local como la Guardia Civil, a través de Policía Judicial, apuntan a que el fallecimiento de esta mujer fue accidental, aunque la investigación sigue abierta a la espera de la autopsia que se espera para hoy.

La fallecida vivía desde hacía dos meses en el edificio y trabajaba en un local de hostelería en la villa.

El pasado marzo también moría por una caída en las escaleras una mujer en Vigo y a muchos les viene a la memoria la muerte del párroco de San Miguel de Oia también al caer en las escaleras de un parking en Vigo.