La empresa responsable de la ampliación del cementerio de Bueu, Construcciones Castro Figueiro, ha comenzado la colocación de los bloques de hormigón que albergarán los nuevos nichos. Ayer ya estaba uno de los laterales instalado en su sitio y la previsión es que a lo largo del mes de junio las actuaciones puedan estar muy encarriladas o incluso rematadas.

La ampliación del camposanto buenense contempla la construcción de 108 nuevos nichos y 52 columbarios y se completará con la pavimentación de esa calle del cementerio y con la mejora del pórtico del acceso principal. De este modo se pretende ir capeando la elevada demanda mientras no se acomete la ambiciosa ampliación prevista.