Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP recuerda a la alcaldesa que la EP-103 se transfirió ya en época de Pazos

Fue consecuencia del convenio para el vial de O Viso | Critica la propuesta de la alcaldía en Espíritu Santo porque carece de plazos y presupuesto

Carretera EP-1003 a su paso por el barrio de Espíritu Santo. | // GONZALO NÚÑEZ

El portavoz del grupo municipal del Partido Popular en Cangas, Rafael Soliño, manifestó en la comisión única que el tramo de carretera de la EP-1003 que el gobierno local pretende transferir al Concello de Cangas ya está transferido en época del alcalde Xosé Manuel Pazos. Recuerda que se abordó este asunto, junto al de la avenida de Lugo, en el tramo entre Galas y el Auditorio Municipal, que lleva hoy el nombre del citado regidor local. De hecho, afirma que la propuesta concreta de la alcaldesa al pleno es “que el Concello de Cangas solicite a la Diputación de Pontevedra, una vez urbanizado, renovación de la pavimentación, señalización y cualquier otra actuación que corresponda al ente provincial, la transferencia de la carretera EP-1003 Rodeira-Boubeta, entre el Punto Kilométrico 0+000 y el PK 1+1000.”

Asegura Rafael Soliño que está bien que la Diputación de Pontevedra invierta dinero en Cangas, pero que en la propuesta no se habla ni de plazos ni de presupuesto, considera que es una propuesta que no resuelve la actual situación que viven los vecinos de Espíritu Santo y que con ella solo se pretende dar largas. También considera Rafael Soliño que la instalación del saneamiento en el segundo tramo, entre el cruce de A Capela y el de A Rúa, debe ser considerado como obras de mantenimiento y, por lo tanto, debe acometerlas la UTE Gestión Cangas, concesionaria del servicio municipal del ciclo del agua de Cangas.

Para sorpresa de la oposición, la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas (ACE), que el anteproyecto del segundo tramo donde se va a actuar lo está haciendo la UTE Gestión Cangas, lo que para Rafael Soliño roza la ilegalidad.

Por otra parte, como respuesta de unos vecinos a los problemas de limpieza y de conservación que provocan las obras de renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento de Espíritu Santo, la Diputación requirió al Concello de Cangas para que proceda a corregir los mismos. Para los vecinos es un nuevo toque de atención al Concello de Cangas, que recuerdan que las obras tenían una duración prevista de tres meses y después de ocho meses están paradas, lo que provocó las quejas vecinales, hartos de las moletas que esta obras causan. También recuerdan que no hace mucho, la Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Medio Ambiente, instó al Concello de Cangas para que actuara contra la contaminación derivada de las mencionadas obras. El requerimiento de la Diputación al Concello de Cangas se produjo esta misma semana y se indica que el ente provincial tardó cuatro meses en contestar.

Compartir el artículo

stats