Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emoción y mascotas en la plaza Lela Soage

El nieto y el hijo de Lela descubren la placa entre aplausos de los vecinos y ediles. | GONZALO NÚÑEZ

Moaña ya tiene su Praza de Aurelia Soage Pérez “Lela”, justo en donde se levanta la estatua en homenaje a la mascota abandonada por la que ella misma luchó durante años. Después de que el jueves todos los grupos políticos nombrasen a la fundadora de la Protectora de Animais do Morrazo como “Hija predilecta” de la villa a título póstumo, ayer se descubrió la placa que le da su nombre a este rincón de Moaña, así como un panel con su foto y que recuerda su sacrificio a lo largo de décadas de amor por los animales.

El acto estuvo amenizado con música. | GONZALO NÚÑEZ

“En esta placa podrían también figurar las palabras sacrificio, tenacidad y compromiso, que sería lo mismo que el nombre de Lela, pues su historia está definida por cada una de estas palabras”, apuntó la actual secretaria de la Protectora, Lorena Gago.

Algunos de los asistentes con sus mascotas.   | G.N.

Algunos de los asistentes con sus mascotas. | G.N.

Al acto acudieron decenas de vecinos, muchos de ellos con sus perros, a lo que habían animado los impulsores como la cuidadora de Aurelia durante los últimos cinco años de su vida, Sonia Freire, cuyo padre interpretó una canción en el acto.

La parte más emotiva fue cuando el hijo de la homenajeada, Antonio Ferrari, tomó la palabra en compañía del nieto. “Mi hijo, Gabriel, tenía solo un año cuando su abuela sufrió el fatídico accidente y solo la recuerda enferma. Por eso este acto es tan importante para nosotros, porque podrá recordar a Lela de otra forma”, indicó entre aplausos.

“La protección de los animales para mi madre fue su forma de vivir y pagó un precio muy alto”, recordó el hijo. Concluyó que “trabajos como el de Lela son muy importantes en un mundo de avance tecnológico, destrucción de los ecosistemas y falta de empatía entre las personas”.

Compartir el artículo

stats