Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu exige a Portos que asuma los espacios de su competencia o le pasará los costes de conservación

Labores de poda contratadas por el Concello de Bueu en el frente marítimo. | // FDV

El gobierno bipartito BNG-ACB está dispuesto a mantener un pulso con Portos de Galicia a cuenta de la conservación de los espacios del centro urbano que están adscritos al ente público, que depende de la Consellería de Mar. Los dos grupos del ejecutivo local presentarán al próximo pleno dos mociones en las que el destinatario es Portos y en la primera de ellas le exigen que asuma el mantenimiento de todos los ámbitos de su competencia y no solo de aquellos que tengan expresamente un uso portuario. En caso de que no sea así, desde el gobierno bueués anuncian que comenzarán a remitirle a Portos de Galicia las facturas y liquidaciones de los trabajos que asuma el propio Concello.

La moción que llevará a pleno el bipartito es una respuesta a precisamente la falta de contestación por parte de Portos de Galicia al escrito remitido hace un mes, en el que se solicitaba que indicase la fecha a partir de la cual tenía previsto asumir tareas como la limpieza portuaria, mantenimiento de jardines y mobiliario o el coste energético. El alcalde, Félix Juncal, y el vicealcalde y edil de Facenda, Julio Villanueva, argumentan que el convenio entre Concello y Portos, mediante el cual la administración local asumía esos gastos, está caducado desde “varios años”. Los responsables municipales sostienen que “no es lícito y mucho menos justo” que desde Portos de Galicia se ofrezca “la callada por respuesta” o que “se nieguen a asumir sus responsabilidades”. Juncal y Villanueva afirman que esos espacios son una fuente “importante de recaudación para Portos, sobre todo en forma de tasas”, por lo que entienden que el ente público debe afrontar “sin excusas” su conservación o compensar al Concello.

Desde el bipartito BNG-ACB ofrecen otra posibilidad a través de su moción: la desafectación y reversión al dominio público marítimo terrestre de los ámbitos competencia de Portos de Galicia y que no tengan un uso portuario. Se trata de una iniciativa que ya se abordó en ocasiones anteriores, en la que se incluían playas como la de Pescadoira, Banda do Río o Beluso, sin que finalmente fructificasen las gestiones.

La decisión de llevar al pleno la adopción de este acuerdo es una forma de obligar al resto de grupos a posicionarse al respecto. En su día desde el PP ya criticaron al gobierno local por su enfrentamiento con la presidencia de Portos de Galicia.

Sin respuesta “oficial”

La moción reprocha al ente público su silencio “oficial” ante el escrito remitido en abril desde el Concello, aunque de alguna manera sí ha contestado a través de los medios de comunicación. A consultas de FARO, Portos de Galicia descartó hacerse cargo del mantenimiento de las zonas ajardinadas, del aparcamiento situado en el antiguo aserradero o del parque infantil porque son espacios “de uso puramente vecinal y municipal, sin una actividad estrictamente portuaria”.

Pescadores con caña en el entorno de la lonja y puerto de Bueu. SANTOS ALVAREZ

Rechazo al convenio sobre la pesca recreativa

Bueu es uno de los doce concellos gallegos que rechazan la propuesta de convenio de Portos para regular la pesca con caña en el ámbito portuario, un grupo de municipios del que también forma parte Moaña. Este asunto también es objeto de otra moción que se debatirá en el pleno ordinario del mes de junio. El bipartito BNG-ACB tachan de “inasumible e intolerable” la oferta del ente público autonómico. “Lo que pretende es que las entidades locales asumamos tareas de vigilancia y señalización de las zonas en las que estaría permitida la pesca recreativa en sus puertos, además de asumir las posibles responsabilidades patrimoniales derivadas del ejercicio de esta actividad”, argumentan.

Por ello, uno de los puntos del acuerdo es instar la mediación de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) ante un convenio que se considera “improcedente e inoportuno”. Desde el ejecutivo local sostienen que ese convenio plantea atribuir a los ayuntamientos competencias que no les corresponden y para las que no tienen los medios suficientes.

En este sentido reprochan que la propuesta de convenio no fue consensuada previamente con los concellos ni con las asociaciones de pesca recreativa. También denuncian que el conflicto corre el riesgo de agravarse porque hay “constancia” de que ya existen propuestas de sanción para pescadores recreativos.

Compartir el artículo

stats