Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de un punto de vertido para dragados paraliza la ampliación de A Mosqueira

Marta Freire, Susana Lenguas y Leticia Santos en el paseo renovado con otros ediles del bipartito y el portavoz del PP, Vicente Verdeal. | G.N.

Los bateeiros que amarran sus embarcaciones en el muelle moañés de A Mosqueira lleva años esperando por una ampliación que les permita ganar amarres y la promesa de unos pantalanes interiores se encuentra en estos momentos paralizada. Las condiciones del sector mejoraron notablemente con la instalación, en el verano de 2020, de un dique de abrigo flotante, que mejora las condiciones del puerto e incluso facilita los amarres en la cara exterior de la dársena principal. Sin embargo, los barcos mejilloneros siguen abarloando en varias hileras desde hace años, con los consecuentes problemas logísticos a la hora de iniciar o finalizar una jornada laboral. El abrigo fue la primera fase de una obra que seguirá con la instalación de al menos un pantalán flotante con amarres en la lámina interior de agua.

Reparaciones, en los últimos meses, del dique de abrigo, que es la primera fase de la obra. | G.N.

Sin embargo, la paralización del punto de vertidos en el entorno de la isla de Sálvora impide ejecutar el dragado previo, que ya está proyectado pero que todavía no se puede acometer. Esta situación paraliza la ejecución de la segunda fase desde hace un año y todavía no hay una solución a la vista.

En abril de 2021 el Ministerio de Transición Ecológica decretó el cierre del principal punto de vertido autorizado hasta este momento para los dragados en la zona de las Rías Baixas. Se trata de un área situada al oeste de Sálvora, al que también se llevaron los sedimentos levantados en el reciente dragado del muelle de pesca de bajura y marisqueo a flote de Meira

“Estamos trabajando seriamente en esta segunda fase y ya vimos con el sector las posibles ubicaciones para instalar pantalanes dentro de la dársena”, explicó ayer en Moaña la presidenta de Portos, Susana Lenguas. Sin embargo apuntó que “el problema es que la actuación depende de un Dragado y Costas nos cerró el punto de vertido. Estamos buscando alternativas”.

La responsable del organismo portuario reconoció que el proyecto del dragado de A Mosqueira ya está incluso contratado pero quedó parado “por esta traba. Estamos buscando puntos alternativos de vertidos entre la Ría de Muros e Noia y A Guarda”.

La presidenta de Portos no se atreve a aventurar una fecha para tener solucionado este problema. “No depende exclusivamente de nosotros. Le proponemos los puntos a Costas y esperamos por su visto bueno”.

Lo que sí confirmó es que los pantalanes flotantes que partirán de la mitad del muelle de A Mosqueira y ocuparán parte de la lámina de agua interior contarán con 41 amarres.

La dificultad para nuevos puntos de vertido de arena y materiales retirados de los fondos marinos radica en el tráfico marítimo en las Rías Baixas, que dificulta la reducción de calado en muchas zonas.

Susana Lenguas explicó esta situación ayer durante su visita a Moaña en la que se reunió con autoridades municipales con la alcaldesa, Leticia Santos, al frente, así como con el portavoz del PP local Vicente Verdeal. Ambas partes rubricaron el compromiso de cesión de todo el paseo marítimo de la calle José Costa Alonso, recién renovado. El Concello pasa ahora a encargarse de su mantenimiento, igual que lo hizo con la calzada, en donde ya pudo renovar y poner en marcha el alumbrado público.

Un nuevo acceso en rampa para la playa tras rehabilitar el paseo de O Con

La visita de la presidenta de Portos ayer a Moaña tuvo como principal motivo comprobar la finalización de los trabajos de reforma integral de todo el tramo de madera del paseo marítimo de O Con, así como coordinar con el Concello la transferencia de conservación de la obra. Durante los meses de trabajo la Consellería do Mar, a través de Portos, invirtió 440.000 euros en retirar el antiguo paseo, que estaba acordonado por riesgo de desplome en un tramo importante, y sustituirlo por una pasarela de madera técnica con un voladizo cuya estructura de hormigón y acero debe permitir una mayor resistencia y configuración. Se eliminaron los apoyos pilotados sobre la arena para fijarse en la escollera. Además se habilitaron dos escaleras de acceso al mar. En el tramo ubicado frente a la playa de A Mosqueira se construyeron dos accesos. Uno de escalera de granito por un lateral y otro mediante una rampa de acero y hormigón para facilitar la entrada a los vecinos con movilidad reducida.

Renovación de los pantalanes de Meira y falta de acuerdo en la pesca con caña

Susana Lenguas informó a los responsables del Concello de Moaña de que en breve Portos acometerá una renovación del pavimento de madera de los pantalanes pesqueros del muelle de Meira, en donde amarran las embarcaciones de pesca de bajura y de marisqueo a flote. También se sustituirán las pasarelas de acceso a estos amarres. El nuevo piso será de madera técnica para mejorar sus condiciones de resistencia ante la acción del mar. El gobierno gallego invertirá cerca de 50.000 euros en esta actuación y los trabajos deberían comenzar en un plazo de un mes. Eso sí, Concello y Portos siguen sin ponerse de acuerdo en cuanto al convenio de colaboración en la vigilancia los muelles para permitir el regreso de la pesca recreativa con caña. Lenguas anuncia modificaciones en la normativa pero señala que solo puede abrir los puertos a la actividad si hay colaboración de los concellos. La alcaldesa insistió en que la Policía Local, con una única patrulla por turno, no puede asumir también la vigilancia del muelle.

Compartir el artículo

stats