Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afamo usa la música y la cultura marinera como terapia contra el alzhéimer

Música y cultura marinera, una buena terapia para tratar el alzhéimer

Música y cultura marinera, una buena terapia para tratar el alzhéimer Fran G. Sas

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Música y cultura marinera, una buena terapia para tratar el alzhéimer Fran G. Sas

Un total de 18 usuarios del centro de día de la asociación de familiares de enfermos de alzhéimer, Afamo, participarán hasta finales de verano en el proyecto “A cultura musical do noso mar”, desarrollado con la Fundación Legar que promueve el maestro gaiteiro Xavier Blanco. Las canciones tradicionales ligadas a los oficios del mar y los instrumentos elaborados con materiales como conchas de almejas, berberechos o lapas son el eje de un proyecto en el que colaboran las mariscadoras de Moaña, a las que ayer visitaron los mayores y que aportarán el material.

Xavier Blanco con uno de los instrumentos.   | SANTOS ÁLVAREZ

Xavier Blanco con uno de los instrumentos. | SANTOS ÁLVAREZ

Esta forma de intervención y estímulo a través de la música y la cultura marinera se extenderá también a usuarios de la federación gallega Afaga y a personas con discapacidad a través de la Asociación Juan XXIII. Afamo logró la financiación del grupo de acción local del sector pesquero ría de Vigo-A Guarda (GALP), entidad que colabora con la Consellería do Mar para gestionar las ayudas del fondo marítimo de pesca europeo. “A través de la música de nuestro mar buscamos un elemento de unión, de organización, de identidad y de respeto por la naturaleza. Genera una interacción social de gran fuerza entre las personas, no solamente musical, sino también simbólica”, explican desde Afamo.

Un momento del baile de ayer. / S.A.

El propio Xavier Blanco se encargó de conducir a los mayores ayer sobre la arena mojada de la marea baja de A Xunqueira y con las mariscadoras faenando en el entorno. Explica que el programa consta de tres intervenciones, a primera es la elaboración de instrumentos por parte de los usuarios como el “triqui treque” con caña que reproduce el sonido de un barco de vapor o los ramos de conchas que se golpean como maracas. También realizarán instrumentos con palos que se endurecen en agua salada.

Las mariscadoras proporcionarán las conchas. / S.A.

La segunda parte es el repertorio musical, recuperando canciones que en algunos casos están casi olvidadas. La última fase son las danzas y movimientos relacionados con la cultura marinera, como los corros que formaron ayer los mayores sobre la arena.

Compartir el artículo

stats