La Xunta intensificará el control de la depuradora de Ons en verano y la reforma comenzará en septiembre

Visitantes en una terraza de la isla de Ons hace unos días. |   // FDV

Visitantes en una terraza de la isla de Ons hace unos días. | // FDV / DAVID GARCÍA

La Consellería de Medio Ambiente sigue apurando los trámites y plazos administrativos para acometer la reforma y mejora de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de la isla de Ons, una instalación que el verano pasado desbordó en varias ocasiones y puso en jaque al archipiélago. El grueso de las obras se realizará a partir del próximo mes de septiembre porque es necesario proceder a desmontar las instalaciones actuales, lo que resulta inviable en plena temporada alta. Esto no significa que la situación sea la misma que en el verano de 2021. El departamento autonómico avanza que se realizarán trabajos de refuerzo y se contratará a personal especialista para el mantenimiento y conservación de la depuradora durante los próximos meses.

El proyecto que se impulsa para la reforma y la mejora de la depuradora y red de saneamiento de la isla de Ons –que forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas– se financiará con cargo los fondos europeos Next Generation, con una inversión que se estima entre los 800.000 y los 850.000 euros. Para intentar agilizar los plazos, desde Medio Ambiente adelantan que las obras se encomendarán a la empresa pública Tragsa.

El domingo comenzó la temporada alta de visitas al parque nacional, lo que incluye topes de 1.800 personas diarias a Cíes y de 1.300 (sin contar a los isleños) a Ons. Ante este escenario resulta imposible afrontar durante los próximos meses los trabajos previstos porque es necesario desmontar la actual depuradora.

La zona de llegada a Ons, en el parque nacional. |   // FDV

La zona de llegada a Ons, en el parque nacional. | // FDV / DAVID GARCÍA

Periodo de transición

Así que para garantizar un funcionamiento adecuado durante este periodo de transición están previsto trabajos de refuerzo, que incluyen la colocación provisional de una conducción de impulsión; la instalación de una bomba tipo “piraña”, que se caracteriza por acción trituradora que reduce el agua residual doméstica a partículas muy pequeñas; el cambio en las palas de eliminación de grasas; y el vaciado y eliminación de las propias grasas de las tuberías. A mayores, durante los meses de verano habrá en la isla personal especialista contratado ex profeso para la vigilancia y conservación de la depuradora.

Una vez concluida la campaña de máxima afluencia al Parque Nacional Illas Atlánticas –que acaba el 15 de septiembre– es cuando se prevé el inicio de las trabajos para la modernización de la depuradora de Ons, situada en las inmediaciones de la zona de O Curro y del puerto de la isla. “El objetivo es la reforma y mejora de toda la instalación de la EDAR y de la infraestructura de saneamiento existente en la actualidad, con una implementación de la automatización y control de todo el sistema”, explican desde la Consellería de Medio Ambiente.

El proyecto que se financiará con cargo a los fondos Next Generation de la Unión Europea (UE) apunta en tres direcciones. En primer lugar la estación de bombeo de aguas residuales, donde se procederá a sustituir las actuales bombas por otras de mejores prestaciones y rendimiento, además de incluir la función antiatasco. Un segundo foco de intervención se centrará en la canalización entre el bombeo y la propia EDAR, que se cambiará por otra de mayor diámetro.

La depuradora de la isla de Ons.

La depuradora de la isla de Ons. / Fdv

Dos reactores

Finalmente, la propia depuradora será el lugar donde se concentren las mayores novedades. El proyecto prevé la dotación de dos reactores biológicos para tratar los lodos activos y que trabajarán en paralelo. Se trata de un criterio de “optimización del espacio existente” y de las variaciones en el volumen de residuos entre las campañas y el impacto de los elementos. Así, tal como explican desde Medio Ambiente uno de estos reactores es el que dará servicio fuera del periodo de transporte regular a la isla, entre octubre y la Semana Santa, y el otro estará especialmente diseñado para los momentos de mayor afluencia y carga de visitantes en Ons.

Desde la Consellería de Medio Ambiente también se han puesto en contacto con los establecimientos hosteleros de la isla para recomendarles una serie de obras para mejorar la separación de grasas y se ofreció supervisión y asesoramiento. Alguno de los locales, aprovechando una serie de obras de remodelación, aprovechó para seguir ya las directrices del departamento autonómico.

La partida de más de 800.000 euros que recibirá la isla de Ons para mejorar el saneamiento forma parte de los 5 millones de euros que recibirá el Parque Nacional Illas Atlánticas en el marco de los fondos Next Generation de la UE. El objetivo de todas las actuaciones debe estar vinculado a acciones en “materia de conservación y restauración de los ecosistemas y su biodiversidad”.

Una zona de Ons con tendido eléctrico aéreo, que próximamente será retirado.

Una zona de Ons con tendido eléctrico aéreo, que próximamente será retirado. / Fdv

Búsqueda de alternativas sostenibles para la electricidad

El suministro eléctrico es desde hace décadas uno de los asuntos que está encima de la mesa de las administraciones con competencias en Ons. En el año 2010 la apuesta parecía clara por un cable submarino desde la costa de Sanxenxo hasta la propia isla, con un coste estimado de 2 millones de euros y con una aportación del 90% por parte del Estado. Esta alternativa quedó aparcada básicamente por dos razones. La primera, la crisis económica, que obligó a posponerla. Y, en segundo lugar, porque ahora se considera que no es la mejor solución desde el punto de vista ambiental. Ya en el año 2019, durante la presentación del Área de Rehabilitación Integral (ARI) Illas Atlánticas se anunció que se apostaría por un sistema de energías renovables a través de fondos de la UE.

Pero no son válidas todas. Por ejemplo, resulta impensable colocar molinos eólicos en Ons debido a su impacto ambiental. El jefe territorial de Medio Ambiente, José Manuel González, explicaba durante la visita institucional de hace unos días que la mejor opción es la fotovoltaica, tanto para el agua caliente y sanitaria como para la iluminación. De momento continúan los estudios porque hay que tener en cuenta los agrupamientos de las edificaciones, la orientación de las cubiertas, la capacidad de los acumuladores o las necesidades de los inmuebles (no es lo mismo una vivienda que un negocio de hostelería)... “Es un proceso que lleva tiempo, hay que ir punto a punto y además hay que tener un sistema alternativo o de apoyo por si se cae el suministro principal”, explican desde la consellería.

Suscríbete para seguir leyendo