Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña gestiona la apertura del primer crematorio en O Morrazo

Exterior del tanatorio de Moaña, en el barrio de Abelendo, en la parroquia de San Martiño. | // SANTOS ÁLVAREZ

La empresa propietaria del Tanatorio San Martín de Moaña ha dado un nuevo paso de cara al desarrollo del negocio funerario y gestiona abrir el pirmer crematorio de la comarca de O Morrazo para la incineración de los cuerpos. Sería en las mismas instalaciones del tanatorio, ubicado junto al cementerio municipal de Tigrás, en Abelendo, según ha podido saber este periódico.

La apertura del crematorio permitiría que las incineraciones se realizaran en la propia comarca, ya que en la actualidad los servicios más cercanos son los de Terras de Pontevedra, ubicado en el polígono de A Reigosa, en Ponte Caldelas; y los dos de Vigo -Vigomemorial y Emorvisa-. Según los últimos datos de defunciones del Instituto Galego de Estadística, relativos a 2020, en ese año fallecieron 765 personas en la comarca, de las que 247 fueron en Cangas; 168 en Moaña; 245 en Marín y 105 en Bueu. Fue un año marcado por el COVID, aunque no supuso muchas más muertes que en 2019, con 764.

La empresa que gestiona el Tanatorio de Moaña ya empezó a mover ficha para contar con el apoyo vecinal, consciente de que el servicio se prestará en un lugar poblado y para transmitir tranquilidad en este sentido, de que no se trata de una actividad molesta ni que genera contaminación.

Una responsable de la empresa mantuvo un primer encuentro hace unos meses con la Asociación de vecinos de San Martiño y participó en una reunión de la junta directiva. Comunicó la intención de ubicar este crematorio en el mismo tanatorio, en donde hay espacio para ello y dijo que no generaría ningún problema de contaminación. Informó de que se trata de una sala con un horno crematorio y una chimenea y, según comentan los vecinos, lo que se les trasladó fue que por esa chimenea sale vapor de agua.

La empresa sigue manteniendo reuniones con vecinos del entorno para poder contar con su apoyo con el fin de llevar adelante el proyecto, aunque sí es cierto que empieza cierto revuelo y oposición al mismo.

El concejal de Urbanismo de Moaña, Odilo Barreiro, confirma que la empresa sí presentó una solicitud en el Concello para que se le informe si está permitido el uso de crematorio en Abelendo. Por el momento, el Concello no ha elaborado ningún informe al respecto.

Convencer a los vecinos que viven en la zona

Abrir un crematorio en un municipio no deja de ser una apuesta arriesgada que debe de contar con el apoyo vecinal porque nadie quiere un servicio de estas características al lado de su casa, como tampoco vivir al lado de los cementerios, aunque en la comarca hay viviendas que lindan con camposantos, como en Domaio. El tanatorio de Moaña está también junto al cementerio municipal de Trigás, en el mismo lugar en donde se pretende el crematorio. En Pontevedra la construcción de estos hornos generó muchos conflictos vecinales hace algo más de diez años, cuando sobre la mesa se habían presentado 5 proyectos, de los que solo salió adelante el crematoirio actual de Ponte Caldelas, no sin mucha oposición, a pesar de que está ubicado en un polígono industrial.

Fue ampliado en 2018 con salón de actos y más salas

Pero la empresa del Tanatorio San Martín de Moaña está convencida de la necesidad en la comarca de este crematorio y mejorar sus servicios funerarios. En 2018, la empresa, bajo la dirección de las hermanas María y Natalia Cruz, procedió a modernizar y ampliarlas instalaciones de Abelendo, incorporando un salón de actos, comedor y dos nuevas salas mortuorias. El tanatorio tiene dos plantas y cuatro salas y un salón comedor con cafetería. El salón de actos se destina a misas o celebraciones de otras religiones. También hay una zona de descanso, con una habitación, sala de estar y un baño.

Compartir el artículo

stats