Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La toxina remite y permite reabrir cuatro polígonos de bateas en la comarca

El episodio de toxinas lipofílicas remitió en este comienzo de mayo y en los últimos días los biólogos del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar) han reabierto cuatro polígonos de mejillón en los que faenan bateeiros de O Morrazo.

En concreto en la ría de Vigo el día 3 se abrió el Cangas C frente al litoral de Moaña y este mismo martes se reabrieron los sectores Cangas H y Cangas D, frente a Tirán y Meira.

En la ría de Aldán, después del cierre de los dos polígonos el mes pasado, el Cangas A reabrió el pasado día 4.

De todas formas la actividad en los muelles es moderada estas semanas, pues el mejillón se encuentra todavía en fase de cría y hasta el verano apenas se pondrá producto a la venta. Pese a todo, en muelles como el moañés de A Mosqueira sí se descargan palés para su venta en fresco en el mercado nacional.

Compartir el artículo

stats