La lancha de Salvamento Marítimo Salvamar Mirach, con base en Cangas, evacuó a las 04:30 horas de la madrugada de ayer al patrón del velero “Chiquita”, de bandera de Dinamarca, que estaba fondeado frente a Barra.

El hombre, de 52 años, se encontraba en el catamarán con dos hijos adolescentes. Cuando llegó la tripulación de salvamento, estaba acostado en el camarote con escalofríos, vómitos y presentaba un aspecto muy débil. Fue evacuado en la Salvamar al puerto de Cangas y desde aquí fue trasladado en ambulancia a un hospital.

En la zona de Barra permanecían ayer fondeados varios barcos.

El catamarán había echado anclas el martes procedente de San Vicente del Mar en O Grove, en ruta procedente de Alemania.