Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno cangués proyecta recuperar ocho fuentes y lavaderos en cuatro parroquias

Se retirarán las planchas de amianto, repondrán las tejas y se sustituirá el hormigón por madera

Uno de los lavaderos públicos de Cangas que precisan una actuación inmediata. | // SANTOS ÁLVAREZ

El gobierno de Cangas ha anunciado la próxima restauración de ocho fuentes y lavaderos públicos que se encuentran en deficiente estado de conservación, aunque siguen siendo utilizadas por el vecindario para tareas de limpieza. Para acometer esta actuación, el gobierno local ha solicitado a la Diputación una subvención de 70.000 euros, que saldrán de la línea destinada a rehabilitación y señalización del patrimonio histórico-cultural, y se compromete a cubrir con fondos propios la cantidad que no sea subvencionada, explican sus responsables.

Los lavaderos objeto de esta intervención son los de Besada y San Cibrán, en Aldán; los de Seixo y A Madalena, en Darbo; Gondarán y Pozo, en Cangas; y los de Misarela y Rodal, en O Hío. Todos los trabajos comenzarán con la limpieza de los elementos que conforman el conjunto, cuyo estado actual varía según los casos “Algunos precisan de la retirada de amianto de su cubierta; dos, la sustitución de la teja; otros dos precisan de colocación de tejado por carecer del mismo y en el otro debe ser montado de nuevo”, relatan los representantes municipales. “En general, todos precisan de limpieza de los lodos, eliminación de vegetación y retirada de tierras de escorrentía", así como encintado.

La fuente y lavadero de Misarela, en Vilanova (O Hío) presenta una cubierta con placa de hormigón que cayó por su mal estado de conservación. O Rodal está situado en un sendero de Igrexario y tiene la cubierta con planchas de amianto. Los de Besada y San Cibrán, en las proximidades del río Orxas, presentan un buen estado general, aunque precisan la eliminación de grafitis y cambio de tejas. El conjunto de Seixo es de los mejor conservados, aunque necesita de la retirada de planchas con amianto y el cambio de estructura de hormigón por madera, sustitución que también se realizará en la reforma de la fuente y lavadero de A Madalena y en los de Pozo y Gondarán, este último ubicado a orillas del regato Saíñas, cerca el trazado del Corredor do Morrazo y que lleva muchos años esperando la actuación.

Compartir el artículo

stats