Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portas remite a los grupos la propuesta de ordenanza de viviendas sociales y emergencia

El documento fija los criterios de adjudicación, normas de funcionamiento y utilización | Los beneficiarios no podrán habitarlas más de dos años o de seis meses, según el caso

Inmueble de la calle Ensinanza conocida como “casa dos pobres”, que se destina a uso social. | // G.NÚÑEZ

El gobierno de Cangas dispone ya del texto de la ordenanza que regulará los criterios de adjudicación, normas de funcionamiento y utilización de la vivienda de emergencia social y de las viviendas sociales, que se repartirán entre la denominada “casa dos pobres”, en la calle Ensinanza, y las antiguas viviendas de profesores del colegio de Nazaret que han quedado vacantes, además de otras que puedan ofertarse en el futuro. El documento ha sido remitido por la alcaldesa, Victoria Portas, a los grupos políticos para su revisión y aportaciones que consideren necesarias, previo a su aprobación inicial por el pleno de la corporación, la apertura de un período de alegaciones y ratificación plenaria definitiva para que entre en vigor con su publicación en los boletines oficiales.

La vivienda de emergencia social se destinará a personas o familias que por causas de fuerza mayor se vean obligadas a abandonar su domicilio habitual y necesiten un alojamiento inmediato y provisional. Las demás viviendas se orientan a la “integración social” de personas “que presentan una situación económica con recursos insuficientes para acceder al mercado de la vivienda en alquiler”. Se constata que las necesidades de vivienda digna “son muchas”, y la demanda, muy superior a las viviendas de que dispone el Concello de Cangas, de ahí que sea necesario establecer unos criterios de adjudicación y normas de funcionamiento de estos bienes de dominio público.

Entre los requisitos para acceder a la vivienda de emergencia figuran que la casa de la persona solicitante esté en situación de “ruina inminente”, padezca una situación familiar “insostenible” por la existencia de malos tratos físicos o psicológicos, que haya padecido un grave siniestro, como incendio o inundación, o sea víctima de desahucio, ejecuciones hipotecarias o expedientes expropiatorios incapaz de afrontar. En cualquier caso, el plazo de estancia en la vivienda no podrá superar los seis meses.

Con respecto a las viviendas sociales, se orientan a personas o familias que, por su situación o escasos recursos, “no puedan acceder a una vivienda de alquiler a precio de mercado" y no tengan casa propia. Se exige ser vecinos de Cangas a todos los miembros de la unidad familiar y disponer de unos ingresos mínimos de 3.000 euros anuales para hacer frente a las obligaciones y afrontar los servicios básicos.

Compartir el artículo

stats