Cinco estudios optan al contrato para diseñar la ampliación del Museo Massó

La directora del Museo Massó, Covadonga López, ofrece explicaciones a los estudios de arquitectura en la Salazón Piñeiro durante la visita guiada de hace unos días. |   // M.M.

La directora del Museo Massó, Covadonga López, ofrece explicaciones a los estudios de arquitectura en la Salazón Piñeiro durante la visita guiada de hace unos días. | // M.M. / david garcía

Cinco estudios de arquitectura optarán al contrato para diseñar el proyecto de ampliación del Museo Massó de Bueu, la primera gran obra de reforma que se acometerá en las instalaciones y que coincide con el vigésimo aniversario de su apertura al público. El plazo para la presentación de ofertas concluyó esta misma semana y desde la Consellería de Cultura confirman que finalmente se han registrado cinco plicas. Hoy mismo está previsto que se celebre la primera reunión de la mesa de contratación, en una sesión por videoconferencia para comprobar la documentación administrativa de las cinco aspirantes.

El tipo de licitación del contrato asciende a un total de 116.500 euros, a repartir en dos anualidades, y se incluye la dirección de obra una vez comiencen los trabajos. Durante la fase de exposición pública la Consellería de Cultura organizó una visita guiada al Museo Massó para que los estudios interesados pudiesen conocer las dependencias y los espacios en los que se acometerá la ampliación. A ese recorrido, que estuvo guiado por la directora del museo, acudieron representantes de una veintena de empresas. De ellas, finalmente fueron cinco las que han decidido presentar oferta para optar a una obra que contará con fondos Next Generation de la Unión Europea (UE).

La ampliación se concentrará en la creación de la Sala Urbano Lugrís, la mejora de la Salazón Piñeiro (del siglo XIX) y en las naves de la antigua conservera y de atadores, que es donde se conservan y almacenan las embarcaciones tradicionales.

La "Mariña", la última lancha xeiteira que se conserva en Galicia y que está en el Museo Massó.

La "Mariña", la última lancha xeiteira que se conserva en Galicia y que está en el Museo Massó. / GONZALO NUÑEZ

El estudio al que se le adjudique el contrato tendrá un plazo de tres meses y medio para presentar su propuesta técnica. La prioridad es conservar las estructuras y otros sistemas constructivos del Museo Massó, “muchos de ellos históricos y testimonios singulares de la industrialización de la salazón y la conserva”, tal como se explicita en el pliego de prescripciones técnicas.

El Museo Massó nació como un espacio privado en 1932 después de una visita en 1928 de Guillermo Marconi, Premio Nobel de Física en 1909, y que animó a los empresarios a crear un espacio museístico con su impresionante colección. El edificio y sus fondos pasaron a ser de titularidad pública en 1994 después de que fuesen adquiridos por la Xunta de Galicia. Una parte fue acondicionada “provisionalmente” en 2002, cuando el Museo Massó abrió sus puertas al público. Desde entonces se han ejecutado intervenciones provisionales de pequeño calado para integrarlas en el conjunto. La actuación que se plantea ahora es la más ambiciosa de estas dos décadas, con un presupuesto por encima de 1 millón de euros.

Suscríbete para seguir leyendo