Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción repunta en Bueu con 20 licencias en solo 2,5 meses

Imagen de una de las promociones de vivienda colectiva de Bueu, en As Lagoas. | // SANTOS ÁLVAREZ

Después de vivir las consecuencias de la crisis del ladrillo y de que en los últimos tiempos comenzasen a aparecer brotes verdes, el año 2022 está siendo el de la confirmación del repunte que el sector de la construcción está experimentando en Bueu. La junta de gobierno local ha dado su visto bueno a un total de 20 expedientes de licencia de obra (las denominadas obras mayores) en lo que va de ejercicio, lo que en la práctica supone solo 2,5 meses al haber comenzando a celebrarse la reuniones en febrero.

La mitad de las licencias corresponden a viviendas unifamiliares, una tipología claramente al alza, pero también se contabilizaron dos de primera ocupación, dos de rehabilitación y dos legalizaciones. El listado se completó con una ampliación de vivienda, una parcelación y una colocación de un ascensor. “Es un número importante de expedientes a pesar de que todavía nos encontramos en mitad del proceso para la contratación de un nuevo arquitecto”, afirma el concejal de Urbanismo, Martín Villanueva, que habla de una “evolución positiva” en el departamento que le permite ser optimista de cara al futuro después de unos años con enormes dificultades. “La idea es que a mediados de octubre podamos tener el departamento al día de los trámites atrasados”, señala Villanueva, y así poder acortar el tiempo de concesión de una licencia de los “seis o siete meses, o incluso más” de ahora, a los tres meses. “Esto sería un plazo normal”, subraya.

La mitad de los expedientes llevados a junta de gobierno son de viviendas unifamiliares

decoration

La aprobación del Plan Xeral de Ordenación Municipal supuso, para el edil buenense, un punto de inflexión en el interés de la ciudadanía por construir. “Las consultas son diarias. En 14 años no recuerdo una afluencia tan elevada de gente”, apunta, algo que explica en “la garantía jurídica que da el PXOM y que hace que todo sea más sencillo”. Las peticiones de información son el mejor termómetro para comprobar lo que está por venir, “porque muchas personas vienen a preguntar con las cosas ya bastante preparadas”.

La eclosión de las viviendas unifamiliares no está reñida con los edificios, con dos proyectos pendientes de ver la luz. Uno es una construcción en As Lagoas para entre 50 y 60 viviendas, que está pendiente de subsanar algunas deficiencias tras el primer informe técnico municipal. El otro es un edificio de bajo, cuatro plantas y bajo cubierta en la Praza do Concello, que aguarda por la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio. “Además de incrementar la oferta habitacional son dos promociones muy interesantes porque completarán la trama urbana en dos solares que no se encontraban en las mejores condiciones”, argumenta Villanueva. Y en el departamento se tiene constancia del interés en acometer algún otro proyecto de vivienda colectiva en el casco urbano.

Urbanismo confía en reducir a solo tres meses el plazo para otorgar los permisos

decoration

Otro de los futuribles ejes urbanísticos podrían ser los campamentos de turismo, de los que se han recibido hasta siete consultas diferentes. El Concello concedió dos licencias en los últimos años en As Meáns y Cabo Udra y ahora cuenta con el interés por ubicar este tipo de alojamiento, con cabañas turísticas, tanto en suelo rústico como en suelo de núcleo.

Campaña para instar a la limpieza de fincas

La concesión de licencias urbanísticas es solo una de las tareas –la más visible– del departamento que dirige Martín Villanueva, que en las últimas semanas se ha centrado también en dar salida a unas 50 notificaciones para instar a los propietarios de fincas a la limpieza de las mismas. La cifra superará el centenar en las próximas semanas y el concejal advierte de que si los dueños no actúan se tramitará un expediente de ejecución forzosa y se impondrán sanciones de un mínimo de 1.000 euros.

“Es un proceso que se ha podido llevar a cabo gracias al refuerzo en el departamento”, dice, con la contratación de una técnica en administración. Actualmente el departamento está formado por cuatro personas más el aparejador, que está asumiendo las funciones del arquitecto hasta que este no se incorpore.

Retirada de coches abandonados por primera vez

Una de las novedades de este año ha sido la retirada de vehículos abandonados de la vía pública, gracias a un convenio con la Diputación de Pontevedra. El protocolo ya se ha aplicado a tres coches y hay varios más a la espera de resolver el expediente. “No recuerdo que se hiciera nunca antes”, señala Martín Villanueva. Pero además, el departamento buenense también está centrado en realizar informes urbanísticos y en la concesión de licencias de terrazas de hostelería en un año que podría alcanzar una cifra récord.

Compartir el artículo

stats