Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juncal reprocha al PP vender una visión “apocalíptica” y “negacionista” de Bueu

Una junta de portavoces, con Félix Juncal y Elena Estévez en el centro. | // GONZALO NÚÑEZ

Los ecos del debate plenario del jueves sobre los presupuestos municipales de Bueu para 2022 aún resuenan. Queda apenas un año para las próximas elecciones municipales y los partidos comienzan a fijar posiciones y a definir su discurso. El grupo mayoritario en el bipartito, el BNG, pone en valor la gestión económica de los últimos años junto a ACB con la que se ha conseguido dejar a cero la deuda municipal, y reprocha al PP por ofrecer una visión entre “negacionista” y “apocalíptica” de la gestión municipal y de la situación del Concello.

Desde la Alcaldía ponen especial énfasis en dos asuntos que formaron parte del debate plenario del jueves: la aprobación de la primera Relación de Postos de Traballo (RPT) y la piscina municipal de As Lagoas. “Tenemos una RPT, que es imprescindible para una gestión eficaz y moderna de los recursos humanos del Concello y no hubo que subir impuestos para ello”, afirma por un lado el regidor, Félix Juncal. Y en cuanto a la piscina insiste en que se trata de una infraestructura del “agrado del conjunto de la ciudadanía y reconocida fuera de Bueu como una gran actuación, sin que sea la ruina económica que afirma el PP”.

El próximo horizonte electoral sirve de alguna manera para hacer balance de una etapa “absolutamente ilusionante”, según Juncal, y en la que incluye dotaciones y gestiones como los campos de fútbol de A Graña y Beluso, la Casa da Música Manuel Omil, el tanatorio, el desarrollo de As Lagoas, la escuela infantil o el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM). “En todas hay una constante: el PP las criticó o bien las demonizó, mientras que en frente había un gobierno y unas personas empeñadas en hacerlas realidad”, asegura Juncal.

Tras la aprobación inicial de los presupuestos de 2022, que salvo sorpresa deberán volver en breve a pleno porque se intuyen alegaciones, el BNG aprovecha para reafirmarse y marcar su hoja de ruta, en la que critican al PP por “vender una idea de cambio y renovación, pero sigue actuando y a comportándose como siempre” y en la que afirman que “continuaremos firmes en nuestro trabajo y con la misma ambición que hasta ahora”.

Compartir el artículo

stats