Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota recibe indignada las “ayuditas” del Gobierno y duda si realizar la manifestación en Madrid

La flota de Bueu se reunió ayer para valorar el plan de ayudas del Gobierno y nuevas protestas. Gonzalo Núñez

Insuficientes, vergonzosas, poco ambiciosas, un parche, una tomadura de pelo, un caramelo... O simplemente “ayuditas”. Son algunas de las expresiones y calificativos que empleó ayer la flota de pesca artesanal de O Morrazo para referirse al paquete de ayudas aprobado el martes por el Consejo de Ministros. Las cofradías recibieron con patente indignación y enfado una propuesta que también provocó el “descontento” de la Federación Nacional de Cofradías, que propone una gran manifestación en Madrid el 22 o 23 de abril. Una propuesta que parece tener respaldo, aunque también con sugerencias al respecto.

La federación nacional instó a las cofradías a reunir a sus respectivas asambleas para tantear si armadores y marineros están dispuestos a acudir a una concentración en la capital en esas fechas. Cangas y Bueu ya reunieron ayer mismo a sus respectivos sectores. Desde Bueu expresaron su disposición a acudir a esa manifestación y desde Cangas avanzan que plantearán una propuesta alternativa. “En vez de una única concentración en Madrid lo que proponemos es una manifestación en cada autonomía, todas el mismo día y a la misma hora”, explican desde el pósito.

La asamblea de la flota de Cangas, ayer en la lonja. // G.NÚÑEZ

Ayer fue un día para explicar con detalle a las tripulaciones el contenido del esperado plan de ayudas del Gobierno. Un plan muy esperado, pero que dista de cumplir con las expectativas. “Las medidas aprobadas son a todas luces insuficientes y no suponen más que un parche”, resumía ayer el presidente provincial y patrón mayor de Bueu, José Manuel Rosas. El día anterior la reunión en la Federación Provincial de Confrarías de Pontevedra (con sede en Arcade) comenzó a las seis de la tarde y finalizó con evidente disgusto pasadas las once de la noche.

“Lo que se presentó desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación fue vergonzoso, una tomadura de pelo y todos los calificativos de ese estilo que se quieran emplear”, sentencian desde Cangas. La flota de bajura recuerda que durante el estado de alarma por la pandemia del COVID-19 su actividad fue declarada esencial. “Tuvimos que salir al mar aunque no hubiese ni mercado ni precios para nuestros productos; estuvimos dando el callo y ahora esto que nos ofrecen es una burla”, recalcan desde Cangas tras la asamblea celebrada ayer en la lonja.

La flota concentrada delante de la Federación Provincial de Confrarías, en Arcade. GUSTAVO SANTOS

La cofradía de Bueu también reunió a su flota ayer por la tarde, donde también quedó reflejado el malestar por las características del plan de ayuda aprobado el martes en el Consejo de Ministros. “Si queremos que el sector primario siga llevando alimentos desde el mar y el campo a los mercados el Gobierno debería plantear medidas más ambiciosas. La rebaja de 20 céntimos para la ciudadanía está muy bien porque es un soplo de aire fresco, pero los profesionales necesitamos más. Los barcos y los tractores son nuestros instrumentos de trabajo y la bonificación tiene que ser mayor”, defiende José Manuel Rosas. “No tiene sentido que se subvencione con los mismos 20 céntimos al barco que va a trabajar que al yate que sale a pasear”, añadían a su vez desde Cangas.

El sector llevaba semanas demandando acciones “resolutivas, eficaces y de efecto inmediato”. Su propuesta de mínimos pasaba por una bonificación de al menos 35 céntimos y la exoneración de las cuotas de la Seguridad Social, en principio, hasta el mes de junio.

Barcos en los bancos de marisqueo de Tirán, en Moaña. // G.NÚÑEZ

Escaso impacto

Desde Moaña califican el acuerdo del Consejo de Ministros como un “caramelo”. O directamente como “ayuditas” debido a su escaso impacto para la flota. “Nos vamos a beneficiar como cualquier ciudadano de la rebaja de 20 céntimos y en el caso del aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social no entendemos por qué se le aplica un tipo de interés”, afirman. Desde la Cofradía de Aldán-O Hío, su patrón mayor, Juan Manuel Gregorio, reconoce que “solo esperaba algo parecido a esto, las administraciones funcionan solo con pequeños parches”, lamenta.

La Federación Nacional de Cofradías volverá a mantener una asamblea general extraordinaria el sábado a las 11.00 horas para conocer la opinión de los asociados con respecto a la manifestación en Madrid y otras medidas de presión. La flota de Bueu aprovechó la asamblea de ayer para adelantar que, si se pone encima de la mesa un nuevo amarre de la pesca artesanal y si es secundado por todos, estaría dispuesta a dejar nuevamente sus barcos en puerto.

La concentración de la semana pasada de la flota delante de la sede de la Federación Provincial de Confrarías de Pontevedra, en Arcade. GUSTAVO SANTOS

Publicación del real decreto en el BOE y plazos

El Boletín Oficial del Estado (BOE) público ayer el Real Decreto 6/2022 con el plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales por la guerra en Ucrania. A continuación, en diez días, se publicará en la sede electrónica del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el listado de los 8.000 barcos y sus respectivos GT’s (arqueos brutos) para la concesión de ayudas directas, que oscilan entre los 1.550 euros y los 35.000 euros. “La mayoría de nuestras embarcaciones están por debajo de los 25 GT, por lo que recibirán 1.550 euros. Al final no deja de ser un parche que no va a solucionar nada”, explicaba ayer José Manuel Rosas.

Una vez que se publique esa relación en la sede electrónica del ministerio los armadores tienen cinco días para consultarla y, si en ese tiempo no rechazan expresamente la subvención que les corresponde, se entenderá como aceptada. Junto una rebaja de 35 céntimos en el precio del gasóleo la otra gran demanda de las cofradías era la exoneración de las cuotas de la Seguridad Social durante al menos tres meses. A lo único que se mostró dispuesto el Gobierno es a conceder un aplazamiento en los pagos entre marzo y junio, con un periodo de pago de 14 meses y un tipo de interés del 0,5%. “Es que ni siquiera supone una novedad. La posibilidad aplazar las cuotas ya está recogida en la ley, no nos ofrecen nada nuevo”, reprocha el patrón mayor de Bueu y presidente de las cofradías de Pontevedra.

Las medidas aprobadas el martes incluyen la disponibilidad de partidas del Fondo Marítimo de Pesca y Acuicultura (Fempa) en ayudas para determinados gastos: cebo, sal, hielo, envases, pertrechos, lubricantes y costes de transporte desde el puerto de desembarque hasta la lonja de primera venta. Los gastos que se pueden incluir abarcan el periodo desde 24 de febrero hasta el 31 de julio, con posibilidad de prórroga hasta el 31 de diciembre.

Compartir el artículo

stats