Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello llama a dialogar a las cofradías para poner paz en la Semana Santa

Miembros de las cinco cofradías de la Semana Santa de Cangas, con la concejala en la presentación del cartel en 2019. | // G.NÚÑEZ

“Si la mitad de los jugadores no quieren salir al campo, no hay partido”. La advertencia del Arzobispado de Santiago de Compostela y de representantes del Partido Popular sobre la división entre las cofradías religiosas de Cangas en torno a la celebración de las procesiones de Semana Santa y su disposición a participar en ellas ha obligado al gobierno local a cambiar sus previsiones y retirar del orden del día del pleno de mañana la propuesta de exigir a las autoridades eclesiásticas que mantengan la programación tradicional. Desde el Concello y las hermandades reconocen que la polémica puede agravar las divergencias y perturbar la paz social y llaman al diálogo para rebajar tensiones, lo que la llevado a la concejala de Cultura e Turismo, Aurora Prieto, a convocar una reunión entre los portavoces de todos los grupos políticos con representación municipal y de las cinco cofradías implicadas: Cristo del Consuelo, la Misericordia, los Dolores, Cristo Resucitado y San Pedro. La cita es mañana a las ocho y media de la tarde y persigue “agotar las opciones” para llegar a un acuerdo que se antoja “más que complicado”.

El texto que se iba a llevar a pleno, supuestamente consensuado con las distintas fuerzas políticas, propone dirigirse al Arzobispado para que adopte de forma inmediata las medidas oportunas para garantizar que la iglesia “modifique su negativa a las celebraciones de Semana Santa para evitar un grave quebranto cultural, social y económico para el pueblo de Cangas”. La finalidad es compartida por al menos tres de las cofradías, las asociaciones de comerciantes y hosteleros más representativas y la mayoría de representantes públicos, aunque no hay consenso sobre el fondo ni las formas. Las autoridades eclesiásticas restan potestad al Concello como interlocutor válido en este asunto, que la organización Europa Laica-Galicia considera también ajeno a la función de los gestores públicos, por lo que estos han decidido plegar velas y buscar alternativas a través del diálogo.

La alcaldesa, Victoria Portas, se ha mantenido en un segundo plano en este asunto, que ha asumido directamente Aurora Prieto. La edil de Cultura e Turismo asegura que ya convocó en dos ocasiones a las cofradías y al párroco, aunque Severo Lobato no compareció y tampoco lo hicieron representantes de la Misericordia y del Cristo del Consuelo. Desde el Arzobispado alegaron que estas dos cofradías ya habían trasladado al cura su intención de no participar en las procesiones, argumentando motivos sanitarios por la pandemia de COVID y riesgos de contagio para los costaleros y que desde la parroquia se actuó en consecuencia. A pesar de las gestiones, la mayoría de los implicados en la Semana de Cangas dan por hecho que no se celebrará en la calle y se limitará a los actos religiosos en la excolegiata, que comienzan con el solemne septenario en honor a la Virgen de los Dolores, festivo local y con fuerte arraigo en el municipio.

Programa de actividades

Al margen de las celebraciones religiosas, Concello y colectivos sociales barajan la posibilidad de organizar otras actividades complementarias para vecinos y visitantes durante esas fechas vacacionales. Asociaciones como Fecimo, Cangas Vella, TodoMorrazo o A Cepa, que ya advirtieron del riesgo de espantada de turistas si esta festividad decae, se abren a esa posibilidad, que también apunta Aurora Prieto. Hay algunos preparativos para una exposición fotográfica y proyección de vídeos, entre otras propuestas que deberán concretarse en los próximos días.

Manifestación en Madrid promovida por Europa Laica FdV

Europa Laica-Galicia: "Un indigno espectáculo"

El colectivo Europa Laica en Galicia, una organización sin ánimo de lucro promotora del laicismo y la libertad de conciencia, el Estado laico y la separación Iglesia-Estado, califica de “indigno espectáculo” el que se vive en Cangas alrededor de la celebración o no de la Semana Santa, que protagonizan el gobierno municipal, el cura párroco Severo Lobato y las cofradías religiosas de Cangas. Asegura este colectivo que se puede entender que el evento tenga carácter cultural y artístico de interés histórico, etnográfico y turístico, a la vez que electoral, pero lamenta que el gobierno, supuestamente progresista, entregue más poder político a la Iglesia Católica , “sen ser quen de superar as herdanzas, aínda vixentes, do nacional catolicismo da dictadura franquista. Se os concellos ou os parlamentos lles din a unha relixión que convoque os seus ritos, acaso non poderán pensar tamén desde esas xerarquías eclesiásticas que iso lles lexitima para tentar incidir nos temas políticos?”, cuestiona.

Galicia Laica, en un comunicado firmado por su coordinadora Karina Mouriño, considera un lamentable despropósito que el pleno del Concello de Cangas o cualquier otro órgano municipal intente incidir en la convocatoria de una celebración religiosa de ningún credo, y reclama un cambio de postura en este asunto. “Esiximos que os municipios separen a relixión da política nas súas actividades e garanticen unha sociedade laica onde cada persoa poida ter a crenza que queira para así superar o franquismo sociolóxico que segue lastrando a nosa sociedade en pleno século XXI”, argumenta.

Recuerdan que la Constitución Española establece que “ningunha confesión terá carácter estatal” y que los concellos, como parte del Estado, “deberían ser independentes de calquera relixión e respectar as crenzas do conxunto da cidadanía”.

Compartir el artículo

stats