Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una nueva directiva con Gustavo Rodríguez al frente asume el puerto deportivo de Moaña

En la junta siguen dos cargos del anterior | Entre los objetivos inmediatos está arreglar la barrera y reducir el gasto energético: “Es incompatible con los ingresos del club”

El presidente Gustavo Rodríguez (primero izda.) con José Barreiro (tesorero) y José F. Núñez (secretario). | // FDV

El puerto deportivo de Moaña “Moaña Mar”, ubicado en el frente marítimo del casco urbano, estrena etapa de la mano de una nueva directiva, con cambio de presidente, pero continuista con respecto a la anterior, al incluir a dos representantes del viejo órgano de gobierno en la vicepresidencia y tesorería. Gustavo Rodríguez Abal, de 42 años, propietario de un barco de vela y muy aficionado a esta práctica deportiva, ha asumido la presidencia, relevando a Agustín Lorenzo, y en unas elecciones en las que solo se presentó esta candidatura. Completan la directiva Pablo Martínez Otero, que antes era secretario, y ahora ocupa el cargo de vicepresidente; José Fernando Núñez Rodríguez, como secretario; José Barreiro Santomé, que procede de la anterior directiva y sigue al frente de la tesorería; y José Manuel Rivas Rodríguez, María de la Consolación Millán, Javier Santomé Barros y Vicente Martínez Núñez, como vocales.

El nuevo presidente asegura que asumen el cargo con ganas de potenciar el club, conscientes de la buena ubicación que tiene en una localidad con muchas posibilidades. En la actualidad, el puerto deportivo tiene 358 socios y 400 plazas de amarre, de las que 40 las tienen destinadas para barcos en tránsito, aunque algunas se quieren poner a la venta, con la idea de aumentar el número de socios, asegura el nuevo presidente.

En la directiva hay representantes tanto del mundo de la vela, como el de la pesca deportiva y el de las embarcaciones tradicionales con una representación de la Asociación Sueste, que tiene en el puerto el galeón “Eliseo”, de 114 años de antigüedad.

Gustavo Rodríguez asegura que el primer gran objetivo que se marcan es atender el correcto mantenimiento del club y acometer obras de mejora como el arreglo de la barrera, que el presidente asegura que es vital para el buen funcionamiento.

Otra de las cuestiones en las que ya han empezado a trabajar es en una campaña de eficiencia energética. “El gasto en luz del club es incompatible con los ingresos de la entidad”, asegura Gustavo Rodríguez, que añade que la factura de la luz ronda los 3.500 euros al mes. Los ingresos del club proceden de las cuotas de los socios, las tarifas de los barcos del tránsito y de los barcos que ocupan la marina seca, que la nueva directiva quiere dinamizar también.

Cartel para ahorro de energía y agua. Fdv

La nueva directiva quiere concienciar a los socios para que no se malgaste en electricidad y agua y se han distribuido carteles en este sentido, como también se inició el cambio de luces a LED.

Solucionar la deuda de socios

Entre otros objetivos, el club también pretende organizar eventos para los socios como regatas o concursos de pesca. Gustavo Rodríguez reconoce que quieren que Moaña se convierta en un referente de regatas en la ría, ya que nunca lo ha sido, aunque reconoce que la organización de competiciones federadas puede llevar un año de trabajo y ahora ya no les dará tiempo para esta temporada, pero es un reto que tienen en mente. El club social dispone de un restaurante en concesión y también una escuela de vela en verano.

Otro de los objetivos es solucionar la deuda de socios, que puede rondar los 12.000 euros por impagos de cuotas. Se les va a ofrecer un plan de pagos. La intención es hacer competitivo este club dentro de la ría. Sus plazas de amarre lo siguen siendo pese al lastre económico que les supone la tasa por lámina de agua que deben pagar a Portos de Galicia, más elevada que las de Puertos del Estado. La cuota al club que puede pagar un barco de unos 10 metros de eslora es de 13 euros al día, a lo que hay que añadir la tasa X5 que puede suponer para un barco de estas características, dos cuotas semestrales de 250 euros.

Compartir el artículo

stats