Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña acaba con el problema de los coches abandonados al retirar 65 vehículos en un año

Coche con signos de abandono a la espera de su retirada y ubicado en la carretera de Meira de Arriba.

El Concello de Moaña y la Policía Local iniciaron en 2021 una campaña para conseguir acabar con el problema de los coches abandonados que estaban identificados desde hacía años por vías públicas de todo el territorio. Gracias a un convenio con la Diputación de Pontevedra, se consiguió que este organismo se encargase del coste del traslado en grúa a un gestor autorizado de estos vehículos, aunque corresponde al cuerpo municipal la compleja tramitación previa para la retirada.

Desde el inicio de la campaña se han conseguido retirar 65 coches, todos los identificados como abandonados hasta la fecha. En 22 casos tuvo que intervenir la grúa del servicio provincial para este tipo de retiradas, al no reaccionar los propietarios de los vehículos. Hasta 38 coches acabaron retirados por sus propios dueños tras ser notificados por la Policía Local. Cinco se encuentran en tramitación y serán retirados en breve, con lo que ya no quedaría ningún coche en esta situación.

El procedimiento para cada retirada lleva varios meses, pues es necesario comprobar que los coches se encuentran sin seguro pagado y sin la ITV actualizada. Después se envía un escrito al titular. Pasado un mes se realiza una segunda comprobación si no fue retirado y el departamento de Urbanismo empieza a tramitar su traslado. Pasado un segundo mes debe realizarse una nueva comprobación de la documentación para poder proceder a la retirada legal y su baja en la DGT.

La Policía Local explica que había coches abandonados en vías públicas en casi todas las parroquias y barrios, aunque en el centro urbano, además, reducían las plazas de estacionamiento. Varios de ellos estaban en los alrededores del cuartel de la Guardia Civil, en O Rosal, pues fueron incautados y los dueños nunca pasaron a retirarlos. El que llevaba más tiempo había sido encontrado en agosto del año 2014. Fue abandonado en la autopista AP-9, cerca de la salida hacia la estación de servicio de San Simón, y tenía el interior lleno de cable de cobre, presuntamente procedente de un robo.

Compartir el artículo

stats