Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El párroco de Domaio administrará las dos capillas en "guerra" con la comisión de fiestas

Integrantes de la comisión de fiestas de Domaio, ayer en la asamblea. Santos Álvarez

Representantes de la comisión de fiestas de Domaio, junto a su abogado, se reunieron con el ecónomo del Arzobispado de Santiago, que administra los bienes de la diócesis, y la abogada de la institución, en un encuentro en Compostela al que asistió el párroco Ángel Tabarés para intentar llegar a un acuerdo en la polémica que desató el párroco a finales del año pasado cuando retiró la administración de la recaudación de las capillas de San Benito y de San Lourenzo a esta comisión, que las tenía por tradición y antes del acuerdo verbal de que las dejarían este año. La comiisón de fiestas siempre administró la recaudación que generaban las misas en estas capillas por los festejos de San Benito y San Roque, el 10, 11 y 12 12 de julio; y de San Lourenzo y Santa Bárbara, el 10 y 11 de agosto. Destinaba la recaudación a sufragar los gastos de los festejos pero también al mantenimiento de las capillas. La parroquia de Domaio solo se encargaba del mantenimiento de la iglesia parroquial y el párroco recibía una cuantía a voluntad de los vecinos por las misas que oficiaba en las fiestas en las capillas.

Vecinos asistentes a la asamblea de ayer en Domaio. | Santos Álvarez

La comisión de fiestas celebró ayer una asamblea para informar a los vecinos de los resultados de esta reunión con el fin de ir cerrando el enfrentamiento con el párroco y la división vecinal. Según allí se expuso, el Arzobispado confirmó que la administración de las capillas corresponde al párroco, deja de ser de la comisión, pero aseguraron que les dio la razón en muchos de los planteamientos que allí expusieron. Uno de ellos es que la iglesia también debía de colaborar entonces de forma proporcional en los gastos de los festejos como el alquiler de la carpa para las misas, las flores, la limpieza, la pirotecnia, la megafonía... y de mantenimiento. “Si quieren la organización, también tienen que colaborar en los gastos”, aseguraron en la asamblea. Por eso que en la reunión en Santiago se acordó elaborar un documento a través de los abogados para establecer ese porcentaje de participación. En la reunión, de la que aseguran que salieron satisfechos, se pidió también una rectificación del párroco por las acusaciones de “impuesto revolucionario” que había vertido contra ellos y por las cuales fue denunciado. Aseguraron que se celebró un acto de conciliación en el juzgado de Moaña, pero el párroco no acudió. Ángel Tabarés sí que pidió disculpas a los vecinos en la reunión en el Arzobispado.

Por el momento y de cara a los festejos de este año, la comisión solo organizará las verbenas

Compartir el artículo

stats