Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

0tra ronda de noche del Coro San José

Pablo Costas tomó la batuta en medio de un público entusiasta con la tradición

El coro San José en su ruta nocturna. | //

El hijo del fallecido Tucho Perete, Pablo Costas, cogía el relevo de su padre al frente del Coro San José. Lo hacía dos años después de la pérdida y tras una pandemia de diablos que se llevó a mucha gente por delante. Pero hay que seguir adelante, alimentando sueños y pasiones, endulzando con el canto la vida que continúa.

El coro San José canta a dos de sus miembros que están enfermos

No las tenía todas consigo Pablo Costas. Sabía que iba a ser algo muy emotivo, y lo fue, seguro, pero supo estar a al altura. Dirigió el coro con las formas a las que le tenía acostumbrado su padre, al que tantas veces vio dirigir esta masa coral e instrumental que se reúne solo una vez al año y es para dar serenatas a los Pepes y las Pepitas. Con una ruta predeterminada de muchos años, el coro salió como de costumbre de la Plaza do Arco. Allí es la cita de esas 40 voces y 10 músicos a los que rodeó un importante grupo de público que ansiaba recobrar esta agradable tradición.

Tras “rondar” en la Plaza do Arco, el Coro San José se dirigió a la Taberna do Jefe, que se abrió para la ocasión. El citado establecimiento lleva un tiempo cerrado debido a la jubilación del propietario, pero eso no quita que se pueda abrir para mantener la tradición. Allí fue el primer avituallamiento y no mucho más tarde habría de venir el segundo, en la Casa Macillos, donde ya se resopla y los cuerpos se preparan para el festín que Josefa acostumbra a preparar. La noche terminaría en la ventana del domicilio de Manuel y Mercedes, dos miembros del coro que están enfermos y que regresan al hospital para la semana. Fue uno de los momentos más emotivos de la noche.

Pablo Costas dominó la situación. Ayer aseguraba que la tradición se iba a mantener, en homenaje a su padre y al pueblo de Cangas, y recordó que se pudo comprobar que había mucha gente que estaba deseando ver al coro salir.

Compartir el artículo

stats