Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña licitará O Beque con un contrato de obra y diez años de concesión

Entrada al edificio principal de las instalaciones de O Beque. | // SANTOS ÁLVAREZ

Un contrato de obra para realizar unas pequeñas mejoras en las instalaciones y una posterior concesión por un periodo de diez años con un canon simbólico de 1.200 euros anuales. Esa es la fórmula en la que trabaja el gobierno local de Moaña para reactivar O Beque, en una iniciativa cuya tramitación inicial llevará al pleno de este mes y que permitiría poner en marcha este complejo de más de 9.000 metros cuadrados con una doble finalidad turística y deportiva.

El concesionario deberá poner en marcha el albergue, la cafetería y el alquiler de las pistas deportivas

decoration

La intención del ejecutivo de Leticia Santos es que O Beque opere como albergue, previa realización de una mínima reforma del edificio principal para que incluya una habitación adaptada con baño en la planta baja, un requisito impuesto desde la Xunta de Galicia para que la autorización provisional concedida en junio del pasado año sea definitiva. Asimismo, el concesionario deberá acometer una pequeña inversión en jardinería y reparaciones varias. En total el presupuesto estimado de las actuaciones es de 18.540 euros.

Además de un albergue con 23 plazas distribuidas en cinco habitaciones triples y cuatro dobles, O Beque deberá poner en funcionamiento el restaurante-bar y un servicio de alquiler de las pistas deportivas, si bien no podrá actuar como camping por ser incompatible con los usos como albergue. El borrador de las bases –en las que han trabajado de forma conjunta las concejalías de Dolores Chapela (Deportes e Ensino) y Daniel Costas (Mocidade e Igualdade)– contempla asimismo que el albergue tendrá que estar abierto durante toda la temporada alta (del 1 de mayo al 31 de octubre, además de en Semana Santa y en Navidad), mientras que las pistas, el restaurante y el edificio que alberga los baños y vestuarios tendrán que operar en toda la temporada alta y los fines de semana durante el resto del año.

Piscina del complejo deportivo. | // SANTOS ÁLVAREZ

La memoria justificativa que irá a pleno razona el reducido canon en la posibilidad de poner en servicio unas instalaciones para las que el Concello no tendría personal ni capacidad legal para contratarlo. Pero también en el hecho de que la empresa concesionaria tendría que asumir una inversión inicial para hacer operativas las instalaciones. Además de las obras ya mencionadas habría que incluir la adquisición de mobiliario para cafetería y albergue (unos 10.500 euros), la dotación de electrodomésticos para el restaurante (4.600 euros), el menaje de cocina (2.460 euros) o la creación de una página web (2.000 euros), entre otros ítems. En total, el presupuesto inicial ascendería a 47.760 euros.

El canon anual sería simbólico, de solo 1.200 euros

decoration

Desde el Concello destacan el potencial de O Beque por encontrarse en la intersección entre dos rutas de senderismo (Río da Fraga y Ecorruta do Morrazo), así como muy próximo al Camino Portugués de Santiago. El estudio económico respalda ese teórico potencial con unos datos que hablan de un beneficio neto de 31.864 euros en el primer año para ir creciendo de forma progresiva, con un horizonte estimado de 464.925 euros de beneficio neto para todo el periodo de la concesión.

Esta será la segunda ocasión en la que el bipartito intentará licitar O Beque, después de que en el año 2019 lo hubiese hecho con la cafetería, con opción asimismo de incluir la piscina en el lote. En aquel momento solamente se presentó una oferta, pero el interesado no cumplía con las condiciones, por lo que el concurso se declaró desierto. Ahora se hace una nueva intentona con todo el complejo.

Compartir el artículo

stats