Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña tendrá un presupuesto récord de 12,5 millones y la luz se dispara en 100.000 euros

Aldán Santamarina, esta semana, reunido con representantes de la plantilla municipal. | G.N.

El bipartito moañés aprobará inicialmente, el 31 de marzo, sus presupuestos municipales de 2022, que recogen un incremento del 7,67% con respecto a 2021 y marcan un nuevo récord en las cuentas públicas locales, hasta sumar un total de 12.473.477,20 euros, lo que son más de 888.000 euros por encima de las cuentas del pasado ejercicio y que todavía están en vigor.

Una de las grandes novedades está en la factura del suministro eléctrico, el gran quebradero de cabeza de toda la ciudadanía desde el pasado verano. Al Concello de Moaña se le suma que la suministradora Aura Energía abandonó en diciembre de forma unilateral el macrocontrato eléctrico que había licitado el bipartito y que garantizaba un precio fijo de 293.048 euros sin IVA al año así como el uso de fuentes exclusivamente renovables y minimizando la huella ecológica.

El presupuesto del Concello calcula un incremento medio del 24,58% en la factura de la luz pública, superándose los 400.000 euros de pago al año. Una cifra que se vería afectada si sigue la gran fluctuación de los precios del mercado eléctrico.

En materia de gasto social también se registra un incremento importante, hasta llegar casi a los 2,2 millones de euros y representando un 17,45% del total de las cuentas. La subida de la partida dedicada al Servizo de Axuda ao Fogar (SAF) con sus nuevos precios explica buena parte de este incremento.

El concejal de Facenda, Aldán Santamarina, destaca que un gasto social por encima de los 2 millones de euros intenta paliar “los efectos de la actual crisis y mejorar el bienestar social de los vecinos, garantizando la calidad de los servicios públicos”.

En cuanto a las inversiones reales, recuerda que, un año más, se trata de unos presupuestos que partieron de un proceso participativo, con gastos priorizados por los colectivos que forman parte de los Consellos Veciñais de los distintos barrios y parroquias.

Las inversiones directas totales ascienden a 1.327.752,67 euros, lo que supone el 10,64% del total presupuestado. La actuación de mayor importe es la aportación municipal para la rehabilitación y reforma integral del Concello Vello. El presupuesto de la obra roza el millón de euros y Moaña aporta un total de 290.203 euros financiados con cargo al Plan Concellos. Para la mejora de la accesibilidad, eficiencia energética y rehabilitación del pabellón deportivo de Reibón se destinan 250.567,59 euros.

Uno de los grandes capítulos en inversiones reales es el destinado a la mejora de caminos y viales municipales. Dividido en varias partidas, en total el Concello de Moaña destinará 424.813 euros a este tipo de mejoras a lo largo del próximo año, entre los que se incluyen la ampliación del Camiño de Couso, que supondrá ya 44.768 euros.

El mayor capítulo, un año más, es el de gasto en personal municipal. Este ejercicio asciende a más de 4,8 millones de euros y representa el 39% del total presupuestado. Eso sí, pese a la subida por ley del 2% del sueldo de todos los empleados públicos, esta partida baja, pues el año pasado superaba los 5 millones debido a las contrataciones temporales extraordinarias relacionadas con la pandemia, como las brigadas de desinfección.

En un año solo quedarán 705.000 euros de multa

El capítulo de gastos previsto en los presupuestos municipales que el gobierno local moañés aspira a aprobar inicialmente este mes recoge una partida de 1.171.104,21 euros destinada exclusivamente al pago de la deuda municipal. Supone un 9,39% de los gastos totales pero en la práctica supondrá dejar al Concello casi sin deuda después de haber estado al borde de la intervención financiera en la pasada década. Si se ejecutan los nuevos presupuestos, Moaña deberá llegar a 2023 con apenas 705.000 euros de deuda pendiente de pagar a los bancos y al plan de pagos de la Mancomunidade do Morrazo con Sogama para el tratamiento de la basura. Desde 2015 el bipartito ha reducido la deuda municipal moañesa en 11,36 millones de euros, saldando completamente algunos créditos y planes de pagos como el que se mantenía con la Seguridad Social. En cuanto a los ingresos, el grueso del incremento se debe a la participación en los tributos del Estado. Estas transferencias que parten del Gobierno central ascenderán a 4.255.922 euros, lo que supone 478.313 euros más con respecto a lo recibido a lo largo del ejercicio 2021.

Multas

Entre los apartados más llamativos, en multas por infracciones de tráfico el cálculo del Concello pasa por recaudar 105.876 euros a lo largo de este año, lo que supone un incremento de casi 12.000 euros con respecto a la previsión que se manejaba para 2021.

Compartir el artículo

stats