Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación descarta el proyecto del vial de Lagos, que debe incluirse en un plan especial de infraestructuras

La playa de Lagos y el camino de A Ferrada, que se quiere habilitar como un vial de salida. GONZALO NUÑEZ

Al Concello de Bueu no le quedará más remedio que redactar un Plan Especial de Infraestruturas o acudir a una modificación puntual del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) para afrontar la mejora y ensanche del vial de salida en la playa de Lagos. La última tentativa del gobierno local para agilizar la actuación era que la Diputación de Pontevedra incluyese este proyecto dentro de su planificación de nuevas obras y dotaciones. Esta petición se justifica en el hecho de que se trata de dar continuidad a una carretera de titularidad provincial, la EP-1308. Una opción que se acaba de descartar de plano. Los servicios técnicos de la Diputación argumentan que el camino de A Ferrada adolece del “carácter vertebrador de las comunicaciones viarias propio de las carreteras” que se pueden incluir en su planificación viaria. Por tanto “carece del carácter de interés autonómico” al que obliga la Lei de Estradas de Galicia (LEG).

A la vista de este dictamen al Concello de Bueu no le quedará más remedio que tramitar por sus propios medios el expediente para conseguir que la Dirección Xeral de Urbanismo e Ordenación do Territorio, que depende de la Consellería de Medio Ambiente, autorice una obra que es prioritaria para el consistorio y para la Comunidade de Montes de Beluso, que es la propietaria de los terrenos. El gobierno local ya le comunicó a los comuneros la negativa de la Diputación y cuáles son sus planes al respecto.

El plano de mejora del vial de salida de Lagos.

La alternativa de modificar el PXOM está descartada debido a que apenas lleva cuatro en años en vigor y la más factible es la redacción de un Plan Especial de Infraestruturas. Las gestiones realizadas hasta la fecha, con los informes y autorizaciones sectoriales tramitadas, deberían servir para acortar ese proceso. Aún así, sería imposible acometer los trabajos este mismo año y el horizonte temporal más factible sería el del año 2023.

La Concellería de Urbanismo ya se ha puesto en contacto con el equipo redactor del PXOM, Oficina de Planeamento, porque conoce a la perfección el territorio bueués y se encargará de la redacción de este plan especial. Una de las cuestiones a resolver es si solo se incluye este vial de Lagos o si se aprovecha para incorporar alguna otra actuación adicional en el documento.

El gobierno local solicitó a la Diputación de Pontevedra la inclusión de esta actuación dentro de su planificación de nuevas obras. El argumento es que se trata de dar una salida a una carretera provincial, que en los meses de verano soporta una enorme presión de tráfico y estacionamiento debido a la afluencia a la playa de Lagos, que desde hace años tiene bandera azul y es una de las más concurridas. El consistorio explica que muchos usuarios, a la hora de salir de la zona, optan por atravesar el monte vecinal de A Escadiña –que forma parte de la Rede Natura 2000– para llegar al vial vecinal de A Vela. Para ello circulan por una pista forestal de más de medio kilómetro de longitud: 330 metros son de pavimento de tierra y otros 220 de hormigón, sin el tratamiento adecuado para el tránsito rodado.

La alternativa propuesta desde el Concello y los comuneros de Beluso pasa por acondicionar el camino de A Ferrada, situado justo frente a la playa y su puesto de socorrismo. Es un tramo de apenas 300 metros de longitud que comunica de manera directa con la carretera de A Vela, que permitiría acondicionar una zona de estacionamiento y completaría un circuito de entrada y salida.

La playa de Lagos, en la parroquia de Beluso, tiene bandera azul desde hace años y es una de las más concurridas de Bueu. GONZALO NUNEZ

Sin embargo, la Diputación de Pontevedra en su informe justifica su negativa a considerar el camino de A Ferrada como un proyecto de interés autonómico. Especifica que “no cumple con la consideración técnica de carretera y por su trazado, con tramos de pendiente de hasta un 22%”. También pone de manifiesto sus “características técnicas y funcionales” puesto que se trata de un vial de sentido único, sin señalización horizontal y estrechamientos en la sección de hasta 4,80 metros.

El gobierno local recurrió a la Diputación después de las trabas puestas desde la Consellería de Medio Ambiente a la obra. Dos de sus departamentos –la Dirección Xeral de Patrimonio Natural y el Instituto de Estudos do Territorio– avalaron el proyecto después de superar una serie de reticencias iniciales. No obstante, la Dirección Xeral de Urbanismo no lo autoriza porque entiende que una parte del mismo significa la apertura de un nuevo tramo, una interpretación que no comparten ni Concello ni comuneros de Beluso. Después de una reunión con responsables de Urbanismo, se puso encima de la mesa la opción del Plan Especial de Infraestruturas como la más viable para desencallar la situación.

Compartir el artículo

stats