Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil acusa de tres delitos al conductor que huyó de un control en Bueu

El momento en el que fugado sale de la carretera del puerto de Beluso y se incorpora a la PO-315, en dirección al centro urbano de Bueu. |

El conductor que en la tarde del jueves protagonizó una espectacular huida de la Guardia Civil se enfrenta a tres posibles delitos: conducir con el permiso retirado, conducción temeraria y daños a un vehículo oficial de la Benemérita. Así lo confirmaron ayer fuentes oficiales, que explican que una vez interceptado el implicado quedó en libertad bajo la condición de investigado. Así, tendrá que acudir a declarar al Juzgado de Marín en cuanto sea requerido por la autoridad judicial.

El hombre responde a las iniciales M.A.C.P., tiene 45 años de edad, es natural de Bueu y según confirman desde la Guardia Civil tiene numerosos antecedentes por delitos e infracciones. El último incidente a esta lista fue el del jueves por la tarde, cuando emprendió una huida que se prolongó durante unos 20 minutos por distintos puntos de Bueu para intentar eludir un control rutinario de la Guardia Civil. Sobre las 16.00 horas los agentes tenían un dispositivo en el punto kilométrico 0+500 de la carretera provincial EP-1303, que comunica el cementerio de Bueu y el polígono de Castiñeiras con el centro urbano de la localidad.

Cuando desde las patrullas le hicieron señales para que se detuviese M.A.C.P. optó por hacer caso omiso e intentar escapar, bajando a gran velocidad por la carretera y luego dirigiéndose hacia el puerto y la Praia de Beluso. Fuentes oficiales explican que un todoterreno de la Guardia Civil logró ponerse a la altura del huido, que viajaba a bordo de un Volkswagen Golf familiar. En ese momento el conductor intentó chocar contra el vehículo de la patrulla para impedir que siguiese persiguiéndole.

Cuando se dirigió hacia el puerto de Beluso dio varias vueltas a un vial de trazado circular en el entorno de la Costa do Figueirón, entrando por las cercanías del restaurante Centoleira y luego saliendo por el cruce del bar Playa. En la persecución intervinieron dos coches y dos motos de la Guardia Civil, unos medios a los que posteriormente se unió una patrulla de la Policía Local.

Así fue la espectacular persecución policial en Bueu detrás un conductor que acabó empotrando su coche

Así fue la espectacular persecución policial en Bueu detrás un conductor que acabó empotrando su coche Cedido

Vueltas por Beluso

Después de completar una de las vueltas por entorno de la Praia de Beluso decidió volver a la PO-315 a su paso por la calle Pazos Fontenla. Ahí consiguió esquivar a la Policía Local y meterse hacia el camino de la Fonte da Abilleira, que desemboca en la EP-1303 a la altura de A Ramorta. En este punto volvió a dirigirse hacia O Valado, aunque repentinamente y para intentar despistar a sus perseguidores dio un brusco volantazo hacia la derecha para coger la carretera que se dirige hacia Achadiza y el Pazo de Santa Cruz. Sin embargo, falló en la maniobra y chocó contra un talud lateral.

En ese momento el todoterreno de la Guardia Civil –un Nissan Pathfinder– se colocó detrás del vehículo del sospechoso para bloquear cualquier nuevo intento de escapada. No obstante, M.A.C.P. realizó un nuevo intento de evasión y volvió a chocar contra el coche oficial, aunque sin lograr su propósito.

Por estos hechos, este vecino de Bueu se enfrenta a un total de tres presuntos delitos. Desde la Guardia Civil confirman que estaba circulando con el carné de conducir retirado, a lo que hay que unir un posible delito de conducción temeraria porque “llegó a poner en riesgo la seguridad del resto de usuarios de la calzada, como otros conductores y peatones, y de las patrullas que le perseguían”. A ello aún hay que unir un tercero debido a los daños ocasionados a los coches oficiales de la Guardia Civil durante la persecución.

Compartir el artículo

stats