Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un conductor sin carné huye de la Guardia Civil y Policía en Bueu y choca contra un talud

Así fue la espectacular persecución policial en Bueu detrás un conductor que acabó empotrando su coche

Así fue la espectacular persecución policial en Bueu detrás un conductor que acabó empotrando su coche

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así fue la espectacular persecución policial en Bueu detrás un conductor que acabó empotrando su coche David García

Un vecino de Bueu fue ayer detenido por la Guardia Civil después de protagonizar una espectacular huida con su coche por el municipio, que acabó con el vehículo empotrado contra un talud en uno de los cruces de la carretera que sube desde el centro urbano en dirección a O Valado. El conductor responde a las iniciales M.A.C.P., es natural de Bueu, tiene 45 años y según las fuentes consultadas tiene el carné de conducir retirado, razón por la que intentó escapar de la Guardia Civil y de la Policía Local de Bueu, que colaboró en el dispositivo. Una vez interceptado, el hombre quedó en libertad y se trasladarán al Juzgado de Marín las correspondientes diligencias, en las que se le acusa de tres presuntos delitos: conducir con el carné retirado, conducción temeraria y daños a vehículos oficiales de la Guardia Civil.

La persecución tuvo lugar ayer por la tarde y comenzó en las inmediaciones de uno de los enlaces al Corredor do Morrazo desde Bueu sobre las 16.00 horas. La Guardia Civil estaba realizando un control rutinario en el punto kilométrico 0+500 de la EP-1303, que une el cementerio de Bueu y el polígono industrial de Castiñeiras con el centro de la localidad. El conductor hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes y emprendió una huida que, según la Guardia Civil, se prolongó durante unos 20 minutos. En un primer momento uno de los coches oficiales logró ponerse a la altura del fugado, que viajaba en un Volkswagen Golf tipo familiar, pero en lugar de detener la marcha intentó embestir al todoterreno de la Guardia Civil.

M.A.C.P. primero bajó por la carretera provincial EP-1303 en dirección a Bueu. Después se dirigió hacia la Praia de Beluso y desde allí se metió en un vial estrecho que rodea la Costa do Figueirón, entre el bar Playa y las inmediaciones del restaurante Centoleira, donde demostró sus dotes al volante dando varias vueltas a este trazado.

Un momento de la persecución, en la PO-315 en dirección al centro urbano de Bueu.

En esta persecución participó un todoterreno de la Guardia Civil, un coche patrulla del puesto de Moaña y dos motos, a los que también se unió la Policía Local de Bueu. Después de una de las vueltas por el entorno de la Costa do Figueirón, el conductor decidió dirigirse hacia Bueu y se incorporó a la carretera PO-315 a la altura del cruce de acceso al puerto de Beluso.

Desde ese lugar se dirigió al centro urbano y en la calle Pazos Fontenla, a la altura de la Fonte da Abilleira, le estaba esperando un coche de la Policía Local, que intentó bloquearle el paso y obligarle a detenerse. No obstante, M.A.C.P. esquivó a la patrulla y enfiló por el camino de la Fonte da Abilleira, que desemboca en la carretera EP-1303, a la altura de A Ramorta.

Una vez en este lugar decidió girar a la derecha y subir en dirección al lugar de O Valado. El conductor fugado intentó una nueva maniobra de evasión, pero que le salió mal y supuso el punto final a su espectacular escapada. En esta carretera hay varias intersecciones para girar a ambos lados, como el vial que se dirige hacia Achadiza y al Pazo de Santa Cruz.

En este punto M.A.C.P. intentó hacer creer a sus perseguidores que iba a seguir en dirección ascendente, hacia O Valado y Castiñeiras. Sin embargo, en el último momento dio un volantazo a la derecha para coger esa carretera hacia Achadiza y el Pazo de Santa Cruz. La maniobra le salió mal porque no pudo controlar su Volkswagen Golf y acabó empotrado contra un talud. Antes de que pudiese reaccionar o intentar reanudar la marcha, el todoterreno de la Guardia Civil le cortó cualquier opción de salida. Aún así, el conductor puso la marcha atrás y volvió a golpear al vehículo oficial en un vano intento por escapar. Desde la Guardia Civil subrayan que durante la persecución este vecino de Bueu puso en peligro su integridad, la de otros usuarios de la vía pública y la de los propios agentes que intentaban detenerle.

En ese momento M.A.C.P. fue detenido por los agentes, que iniciaron los trámites para formular la correspondiente denuncia en el juzgado, donde tendrá que hacer frente a su intento de huida y al hecho de conducir presuntamente con el carné retirado. Finalmente, quedó en libertad bajo la condición de investigado y tendrá que responder en el Juzgado de Marín por tres presuntos delitos. Las fuentes consultadas apuntan que este vecino cuenta con numerosos antecedentes por distintos tipos de delito e infracciones.

Compartir el artículo

stats