Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 160 vecinos de la comarca dejan atrás el COVID-19 en los últimos tres días

Colas para la vacunación de la tercera dosis en el recinto ferial de Vigo. | MARTA G. BREA

La sexta ola de la pandemia de COVID-19 remite en la comarca por tercer día consecutivo, con una nueva bajada de 54 casos totales a lo largo del último día. Son en total 2.168 los morracenses que se encuentran en estos momentos confinados tras haber dado positivo en un test. La cifra continúa por encima de los 2.000 casos activos, barrera superada el 18 de enero y de la que la pandemia no baja en los últimos ocho días.

En los últimos tres días de tendencia positiva se han recuperado del coronavirus un total de 161 vecinos. Y es que el sábado 22 la sexta ola había alcanzado un pico de 2.329 casos. Desde las estructuras organizativas de las áreas sanitarias de Vigo y Pontevedra (EOXI) trasladan a los alcaldes solo 1.439 positivos y una reducción de 155 el último día.

Mucho mejor está siendo la tendencia entre los contagiados a lo largo de la última semana. Y es que esta cifra lleva bajando desde el 17 de enero y señaló un cambio de tendencia con respecto al peor momento de esta ola. Solo en el último día, los positivos confirmados la última semana han caído en un total de 74 casos, la tercera bajada más grande desde que se registró el cambio de tendencia.

Por municipios, Cangas acumula el mayor número de vecinos contagiados, con 1.032 casos activos, 15 menos en el último día. En la última semana se han contagiado 277 cangueses y la incidencia acumulada sigue en niveles muy altos, sumando 3.888 casos por cada 100.000 positivos.

Moaña, con 773 vecinos contagiados en estos momentos, ha visto como 37 personas se han curado a lo largo de las últimas 24 horas. En la última semana han contraído el virus un total de 257 moañeses y la incidencia acumulada de esta villa sigue siendo la más alta de la comarca, con 3.985 casos por cada 100.000 habitantes.

La sexta ola en Moaña ha afectado incluso al funcionamiento del gobierno municipal, pues la alcaldesa, Leticia Santos, tuvo que confinarse a comienzos de enero y tras el regreso a su puesto se confinó la teniente de alcalde, Marta Freire, que ayer se reintegró al trabajo municipal tras haber superado su positivo.

En Bueu la bajada de contagios es más contenida. Hay 363 vecinos contagiados, dos menos que ayer. Hasta 158 bueueses contrajeron el virus en la última semana y la incidencia acumulada está en 3.023. Esta villa es la que tiene la tasa de vacunación con la pauta completa más alta, superando el 94% de la población diana, mientras que Cangas y Moaña no llegan al 92%.

Compartir el artículo

stats