Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Currás atribuye el conflicto de la ambulancia en Couso a un problema de convivencia

El edil de Mobilidade aclara que no pueden pintar una línea amarilla en todos los viales estrechos

Camino de Couso, en Meira, en donde sigue la polémica por el paso de la ambulancia. | // S.Á.

El concejal de Mobilidade de Moaña, Rodrigo Currás, asegura que desde el Concello se le está intentando dar una solución al camino de Couso, en Meira, cuya situación criticó el concejal independiente, Javier Carro (XM) ya que sigue sin garantizarse el paso de la ambulancia. El concejal criticaba que Rodrigo Currás acudiera a las manifestaciones de los domingos para reclamar un refuerzo de las ambulancias en el municipio cuando en este camino se niega a colocar señales de prohibido aparcar para que pueda circular una ambulancia.

Currás asegura que antes de estar él en el gobierno, murió un vecino de este camino y sus dos hijos están reclamando que no se permita estacionar, pintando una línea amarilla, para que pueda pasar una ambulancia y no ocurra como cuando murió su padre que no pudo llegar hasta la vivienda. Añade que el anterior gobierno ya gestionó la cesión de unos terrenos para ensanchar el camino, pero ahora los coches aparcan y se obstaculiza el paso. Explica que el Reglamento de Circulación alude a que, si un vehículo obstaculiza el paso, podrá ser denunciado y tiene constancia de que la Policía acude a la zona, pero lo que no pueden hacer es pintar la línea amarilla porque tendrían que hacerlo en la práctica totalidad de los caminos del rural sin ancho. Reconoce que lo que existe en este camino es un problema de convivencia entre vecinos, entre los que piden aparcar, que han recogido firmas, y los que piden que se prohíba y que desde el Concello están buscando una solución de futuro, junto a la Asociación de vecinos de Meira, que pasa por dar salida al camino y que se ensanche para que la zona tenga un mejor servicio.. Sin embargo, reconoce que el vecino afectado tampoco cede terreno para esto, como tampoco quiere retranquear uno de los vecinos que pide aparcar. Añade el concejal que este particular tiene un garaje, aunque su portal tiene dos metros escasos, por lo que necesita mucho tiempo y espacio de maniobra y debe ampliarlo a 18 metros para tener vado, pero como es modificación de cierre, debe acometer el retranqueo. Por eso que el concejal insiste en que hay un problema de convivencia entre vecinos.

Compartir el artículo

stats