Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienzan las obras del Lidl y el gobierno local aprueba iniciar la contratación del Plan de A Rúa

Cabina especial empleada cuando se trabaja con amianto. | // S. ÁLVAREZ

El mismo día que la junta de gobierno de Cangas apruebó iniciar los trámites para la contratación de un Plan Especial para desarrollar los terrenos elegidos en A Rúa (sin comprar) para construir un nuevo equipamiento sanitario, aún sin definir, la empresa Civis Gloval comenzaba los trabajos de demolición del aserradero de Balea, donde Lidl va a construir un supermercado. Equipados con trajes especiales, los trabajadores retiraban la uralita del tejado cumpliendo así el protocolo para las demoliciones allí donde hay amianto, producto tóxico con el que antes se construían este tipo de techumbres. Los trabajos de derribo del viejo astillero tardarán 2 semanas. Ayer, el intenso frío retrasó el trabajo porque se hacía difícil andar sobre el techo helado. Lidl tuvo intención de instalarse en A Rúa, dentro de esa modificación puntual que se proponía. Pero la complicada situación burocrática le hizo decantarse por la avenida de Bueu.

Trabajadores, con equipos especiales para retirar la cubierta del aserradero. | // SANTOS ÁLVAREZ

Con el Plan Especial, el gobierno local de Cangas pretende desarrollar esta zona, ahora rústica. Se diferencia de una modificación puntual en que se estima que pueda ser una fórmula más rápida para cambiar el uso del suelo. El pasado año, a última hora, se aprobó una modificación presupuestaria para destinar 300.000 euros a la compra de los terrenos necesarios en A Rúa, al no gastarse, ahora, habrá que ir otra vez a una modificación del presupuesto prorrogado otro año más. Pero sin en la anterior ocasión esta modificación presupuestaria se aprobó por unanimidad, esta vez va a ser bastante más complicado.

En lo que se refiere a nuevo supermercado de Lidl en O Morrazo (tiene uno en Moaña, en Tirán, prácticamente en el límite con Cangas), el proyecto cuenta ya desde final del pasado año con licencia municipal. La parcela donde se asienta el viejo aserradero tiene 4.500 metros en la avenida de Bueu y está previsto que el nuevo supermercado disponga de más de 1.400 metros de área de ventas, con seis cajas, y aparcamiento interior en superficie. La intención es que el nuevo supermercado pueda empezar a funcionar este verano.

Compartir el artículo

stats