Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Simpa de Julio Iglesias y Pepe Domingo en una mariscada para el recuerdo en Cangas

El cantante recordó en la presentación del libro de su amigo y periodista cuando se fueron sin pagar de Casa Simón

Julio Iglesias (segundo dcha.) y Pepe Domingo Castaño (segundo izda.) en Casa Simón hace años. | // CEDIDA

Julio Iglesias sigue derrochando sentido del humor, lealtad a los amigos y apego a Galicia y a sus buenos momentos vividos en Cangas. El cantante más internacional de España participó en una tertulia en el programa de radio “El Partidazo” en la cadena Cope, para estar al lado de su gran amigo, el periodista musical y deportivo, Pepe Domingo Castaño, con motivo de la presentación de su libro “Hasta que se me acaben las palabras, con prólogo del artista. Contó la anécdota de cuando viajaron en su avión privado a Galicia para comer una mariscada en Casa Simón y se fueron sin pagar.

En una conexión en directo desde Miami, en donde reside Julio Iglesias, para el programa radiofónico “El Partidazo” de la cadena Cope, con motivo de la presentación del libro del periodista musical y deportivo, Pepe Domingo Castaño “Hasta que se me acaben las palabras”, el cantante y su gran amigo recordaron la anécdota de cuando, desde Florida, viajaron a Ibiza para dar el salto a Galicia en busca de un día de sol y disfrutar de una mariscada en Cangas. Consta en uno de los capítulos que Pepe Domingo Castaño dedica en su libro a Julio Iglesias, en el que recuerda ese viaje, de cómo el periodista había sido invitado por el cantante a viajar a Miami para inaugurar el Palacio de los Deportes “Miami Arena”. Es un capítulo apasionante, comenta durante la entrevista el locutor Juanma Castaño, a lo que responde Julio Iglesias con humor: “Y que te cuente lo que costó”. En la tertulia en el estudio y sentado junto a pepe Domingo estaban el exseleccionador de España de fútbol, Vicente del Bosque; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; y la actriz Cristina Castaño.

Julio Iglesias abrazado a pepe "Simón", ya fallecido, tras comer en Casa Simón hace años Cedida

"Las vacaciones en Cangas son imborrables, es el recuerdo que tengo más bonito de los veraneos con mi padre y con mi madre"

Julio Iglesias - Cantante

decoration

Pepe Domingo asegura que cuando llegaron a Ibiza, “después de un periplo maravilloso, nos despertamos, llovía a cántaros y preguntó Julio ¿a dónde podemos ir Pepe que haya un poco de sol? Le dije a Galicia. Llamé a Vigo o A Coruña, ya no recuerdo, y me dijeron que había tiempo bueno en toda Galicia. Le pregunté ¿por qué no vamos a Cangas de Morrazo?” No lo dudó, Julio Iglesias recordó en el programa que en Cangas había pasado con sus padres los veranos de los quince primeros años de su vida, “algo imborrable” en su memoria y quizás “el recuerdo más bonito que tengo de un veraneo con mi padre y con mi madre”.

Ana Pintos, hija de Pepe "Simón" muestra la foto de Julio Iglesias abrazado a su padre en una visita al restaurante en 1988. Fdv

En Cangas fueron a Casa Simón, un restaurante que el cantante visitó con asiduidad a lo largo de su vida, y pidieron que les prepararan la mejor mariscada de su vida. ¿Recuerdas? Le dijo en la tertulia Pepe Domingo Castaño a Julio Iglesias, que respondió, derrochando sentido del humor, “sobre todo porque nos fuimos sin pagar corriendo. Le dije a Pepe, vete al baño y cuando salgas, en vez de ir a la mesa, ya estoy en el coche esperando. Y nos fuimos”.

En otra visita de Julio Iglesias a Casa Simón. Cedida

"La última vez vino en varios coches Ferrari, habían llamado pero sin pedir reservado y Julio Iglesias cenó con sus amigos en el comedor con todos los clientes, que quedaron encantados de su simpatía"

Ana Pintos - Gerente de Casa Simón

decoration

La actual propietaria de Casa Simón, Ana Pintos, junto su hermana Marta, no recuerda aquella anécdota que seguro que ocurrió con su padre Pepe “Simón” con el que Julio Iglesias tenía buena amistad. Las fotografías de Julio Iglesias siguen colgando en las paredes del comedor de este mítico restaurante cangués. Ana Pintos recuerda la última visita del cantante hace unos 8 años. Alguien reservó para cenar y de repente llegaron cuatro ferraris. No habían pedido reservado y Julio Iglesias y sus acompañantes cenaron en el comedor con el resto de clientes, que quedaron muy sorprendidos y encantados de su simpatía. Mucha gente bromeaba ayer con Ana: “¿Es verdad que hizo un “simpa”, que se fue sin pagar? Mándale la factura a Miami”, le decían.

Volver a cantar en tres o cuatro meses

En la tertulia Julio Iglesias se refirió a su estado de salud. Señaló que está mucho mejor de lo que oye, que se asusta cuando lee lo que se escribe de él y que no sabe cómo ha sobrevivido tras haberle matado quince o veinte veces, pero “como diría un buen gallego, estoy del carajo”. Tanto es así, que anunció que en tres o cuatro meses volverá a cantar. Recordó las fotos de cuando se rompió la tibia y el peroné y dos chicas le ayudaban a caminar: “Pero estoy perfectamente bien”. Hablaron también de su madridismo, reconoció que cantar en el Bernabéu, a sus 70 años y pico, le produciría una angustia grande, y que desde hace dos años no viaja a España, pero no es tanto por el COVID, si bien admitió que se cuida como persona vulnerable por su edad y se mostró un ferviente defensor de las vacunas.

Compartir el artículo

stats