Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan si la planeadora de Meira fue quemada tras una descarga de droga

Bomberos y una lancha de Salvamento Marítimo intentando sofocar las llamas. | FDV

Una alta columna de fuego y humo negro sobre la ría de Vigo puso en alerta a los vecinos de Moaña durante la noche y madrugada del sábado para el domingo. Lo que en principio parecía un incendio de un astillero en la zona industrial de O Cocho, finalmente se demostró un fuego originado en una planeadora que estaba fondeada frente a las instalaciones de Industrias Navales A Xunqueira y que según los responsables de este astillero no tenía relación con ellos ni estaba en esa ubicación a primera hora de la tarde del sábado, cuando finalizó el turno de trabajo. Fue el propietario del astillero el primero en intentar sofocar las llamas con ayuda de una manguera. El fuego también dañó a un barco que estaba siendo desguazado. Los investigadores no descartan un incendio intencionado tras una operación de descarga de droga o tabaco, aunque en las muestras recogidas en la nave calcinada no aparecieron restos de este tipo de sustancias.

La “Salvamar Mirach” intervino de madrugada.   | FDV

La “Salvamar Mirach” intervino de madrugada. | FDV

El temor a que las llamas alcanzasen a la industria naval hizo que el despliegue de medios fuese muy intenso. Desde que a las 22.30 horas se dio la voz de alarma, se desplazaron a la zona dos camiones de los Bombeiros do Morrazo con tres efectivos. Poco después llegaron otros dos de Vigo con el mismo número de bomberos y finalmente otros dos llegados de Ribadumia. Se sumaron los técnicos de emergencias de Protección Civil de Cangas así como la Guardia Civil y la Policía Local.

Agentes de la Guardia Civil realizando pesquisas.   | FDV

Agentes de la Guardia Civil realizando pesquisas. | FDV

Pese a las horas rociando la planeadora con una gran cantidad de agua, de vez en cuando se revivían las llamas y la embarcación no se hundía. El intento de sofocar el fuego con espuma tampoco resultó debido a las altas temperaturas que se registraban. Incluso se necesitó que acudiese la lancha de salvamento “Salvamar Mirach” para intervenir desde el mar. Pasadas las dos de la madrugada las llamas quedaron sofocadas y la planeadora se amarró al muelle del astillero.

Guardacostas, ayer por la mañana, conteniendo el vertido.   | G.N.

Guardacostas, ayer por la mañana, conteniendo el vertido. | G.N.

Ya durante el operativo los agentes de la Guardia Civil empezaron a recabar todo tipo de pruebas para intentar determinar las causas de lo ocurrido, que por suerte se saldó sin heridos. Fuentes policiales señalan que dentro de la embarcación no se encontraron restos de drogas, pero las circunstancias que rodean al fuego son extrañas. Y es que la planeadora, que tenía doble casco y unos 10 metros de eslora, contaba con dos motores y grandes reservas de gasolina, lo que dificultó las tareas de extinción junto a su material de poliéster. También tenía una torreta de metal para comunicaciones. Además el instituto armado encontró material inflamable en la zona.

Durante la madrugada los agentes recogieron ropa de trabajo que había tirada en las márgenes de la carretera de subida hacia A Peregrina. Además de revisar todos los contenedores de basura del entorno para buscar cualquier prueba, también revisaron todas las salidas de las instalaciones del astillero, por donde pudo huir el ocupante u ocupantes de la planeadora. No hay constancia de detenciones hasta el momento.

La dimensión de la columna de fuego atrajo a decenas de curiosos hasta la bajada a O Cocho, para observar el operativo de extinción.

A lo largo de todo el operativo la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, estuvo en la zona ayudando a los equipos de extinción. Los bomberos consiguieron salvar el astillero, que en mayo de 2020 ya había estado en peligro tras un incendio en un yate en el que estaban trabajando.

Ya a altas horas de la madrugada llegó a la zona una embarcación de los guardacostas para establecer una barrera e impedir el avance de la contaminación generada por el poliéster quemado.

Compartir el artículo

stats