Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las ventas en la campaña de Navidad bajaron un 30% por el COVID y no haber cierres perimetrales

Unas mujeres escogen juguetes en un establecimiento de Cangas esta pasada Navidad

Los negocios empiezan a hacer números de lo que ha sido la última campaña de navidad con unos resultados que no han sido para lanzar cohetes. El sector venía de una anterior campaña muy buena porque los cierres perimetrales de los concellos, en diciembre de 2020 debido a la pandemia del COVID beneficiaron al pequeño comercio. Los clientes se vieron obligados a limitar sus compras en sus propios municipios o vía online y los centros comerciales fueron los que en aquellas Navidades más sufrieron. Este año, sin embargo había libre circulación entre municipios, sin cierres perimetrales y ello influyó en que las compras se hicieron más en las grandes ciudades, como Vigo para el caso de Cangas y de Moaña, que también tenían la llamada del nuevo centro comercial de Vialia en la estación de tren y justo en la salida de la autopista AP-9; o Pontevedra para el caso de Bueu. La fuerte sexta ola del COVID también influyó en la bajada de las ventas, con cientos de personas confinadas por contagio.

"Todos los sectores nos trasladan lo mismo, que ha sido una Navidad muy parada"

Rodrigo Pastoriza - Gerente de Fecimo

decoration

Gente paseando en una calle en Bueu. | // S.Á. Cristina González

El gerente de la Federación de comerciantes e industriáis do Morrazo (Fecimo), Rodrigo Pastoriza, asegura que se ha notado una bajada importante de ventas, en torno a un 30% de media. Asegura que en todos los sectores con los que han hablado desde Fecimo -Federación que aglutina a Cangas, Moaña y Bueu y añade a Marín para su campaña de Navidad- “nos han trasladado lo mismo, una Navidad muy parada con respecto al año pasado”.

Reconoce el gerente que las causas más aludidas para explicar esta bajada en las ventas, son por un lado la no existencia de esos cierres perimetrales, que el año pasado obligaron a mucha gente a realizar sus compras en las localidades y, por otro, el impacto de la sexta ola del COVID, que sin llegar a tener la gravedad de la Navidad de 2020, “ha afectado a mucha gente en la comarca, obligando a autoconfinarse y limitar la vida social a mucha más población que el año anterior”.

Las rebajas de enero, sin repunte

Por lo que respecta a las rebajas de enero, Rodrigo Pastoriza asegura que esta campaña no espera que tenga un repunte significativo de las ventas dado que la vida social sigue limitada por la pandemia.

Desde el comercio local muestran preocupación “por la situación de tristeza y poco movimiento que se percibe en las calles”. Desde la Federación de comerciantes confían en que con el avance de la vacunación y con la ayuda de las administraciones para el fomento del consumo local con campañas como los bonos de consumo “que tan bien han funcionado” se pueda volver a recuperar los niveles de la prepandemia, como ya están recuperando otros sectores.

De hecho, en la mesa local de comercio de Cangas, celebrada este lunes a petición de las asociaciones de comerciantes Acica y Cangas Vella, se abordó la necesidad de que la Concejalía de Promoción Económica aumente su presupuesto este año para poder llevar a cabo este tipo de campañas, que no puede con un presupuesto de apenas 12.000 euros, como ha tenido hasta ahora.

La campaña “Ti es a nosa estrela”,con 3.108 boletos menos

La campaña de premios de Fecimo “Ti es a nosa estrela do Nadal” registró un total de 78.053 códigos por compras en establecimientos, lo que supone 3.108 menos que en la campaña del año 2020/21. Entonces, los códigos registrados por ventas a clientes fueron 81.160, tal y como señala el gerente de Fecimo, “lo que confirma que el nivel de ventas esta pasada Navidad no estuvo al nivel del año pasado”. Rodrigo Pastoriza asegura que las ventas fueron menos a pesar de que la campaña incluyó la participación de más empresas, 325 en esta última campaña 2021/22 frente a las 309 de la presente. En esta campaña, Fecimo repartió más de 15.000 euros en premios para fidelizar las compras de clientes. La participación era como en años anteriores, a través de códigos alfanuméricos que se registraban en una dirección web del comercio de Morrazo para saber al instante si el boleto recibido por la compra en el establecimiento tenía o no premio y participar en un sorteo final. Fecimo, con la colaboración también de la Asociación Estrela de Marín, puso en circulación 150.000 boletos, con estos códigos en las tiendas de O Morrazo.

En lo que ahora está centrado el comercio de Cangas es en conseguir que el Concello apoye en 2022 una campaña de bonos con 100.000 euros. Fue el único Concello de O Morrazo que en 2021 no la llevó a cabo al no disponer de partida en los presupuestos. En la última mesa local de comercio se acordó sacarla adelante, independientemente de que haya nuevos presupuestos o no. Al margen de estos bonos, desde el comercio se pide más dotación a la Concejalía de Promoción Económica en los presupuestos de 2022 para poder llevar a cabo, además de la campaña de bonos; otra de decoración de áreas comerciales con con 35.000 euros y acciones de dinamización comercial, con 45.000.

Compartir el artículo

stats