Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cifra de contagios se dispara en la comarca tras la inclusión de los positivos en antígenos

Los contagios a 14 días en Cangas, Moaña y Bueu suben de 1.118 a 1.613 en una jornada | El Sergas detectó ayer 28 en los test de saliva en Cangas, que se amplía hasta el lunes

Ayer hubo menos colas en el Centro Social de Cangas. | // G.M.P.

La inclusión en las estadísticas oficiales de los “autotest” realizados en casa y de las pruebas de antígenos en nariz y saliva practicados por el Sergas ha provocado un baile de cifras de contagiados que complican aún más la interpretación de la tendencia en los últimos días, aunque, ceñidos al mapa que publica la Consellería de Sanidade, en Cangas, Moaña y Bueu la evolución es a peor, tanto si se computan los datos a siete días como a 14. En ambos casos son casi el doble de positivos que un día antes y rompe la tendencia a la baja desde principios de semana: Cangas sube de 231 casos a 476 a siete días y de 588 a 822 a 14 días; Moaña, de 153 a 345 y de 349 a 533, respectivamente; y Bueu pasa de 65 casos a 146 en el cómputo a siete días y de 181 a 258, si se compara a 14 días. Sin embargo, las cifras contrastan con los que adelanta la EOXI, que apuntan un descenso de 234 casos en la comarca de un día para otro: 70 menos en Cangas, 102 en Moaña y 62 en Bueu. En todo caso, en general los síntomas no son graves y la gran mayoría de personas contagiadas no necesitan ingreso hospitalario.

Test de cribado en el Centro Social de Cangas, que el Sergas prolonga hasta el lunes. | // G.M.P.. | // G.M.P.

El repunte global que revela la Xunta se corresponde con los datos registrados en las pruebas de saliva que se están realizando en el Centro Social de Cangas en los últimos días. El miércoles se sometieron al test 216 personas y se computaron 15 positivos, lo que supone en torno al 7% del total, y el porcentaje de duplicó en el cribado de ayer, al que se sometieron 204 personas y 28 de ellas dieron positivo, lo que les obliga a confinarse durante un mínimo de siete días. El Servizo Galego de Saúde tenía previsto finalizar hoy el cribado en Cangas, aunque los datos de contagios y la demanda de test le obliga a darle continuidad, al menos mañana y el lunes. La media de análisis diarios ronda por encima de los 200, por lo que se estima que más de 1.000 personas pasarán la prueba en estos cinco días, en horario de ocho y media de la mañana a dos y media de la tarde, aunque la atención al público es algo más corta.

“Tenía vez ayer a última hora, pero al llegar me pidieron que viniera hoy porque habían atendido a gente sin cita y se les hacía tarde, y no puse problema”, explicaba una vecina que esperaba en los últimos puestos de la cola, “tranquila, aunque cada vez con más contagiados en mi entorno”. Otras del entorno asentían, y referían el caso de una compañera a la que habían comunicado el positivo a media mañana y le vendría “muy mal confinarse”, por circunstancias familiares.

El Sergas ha decidido continuar con los test gratuitos de saliva en Cangas “para atender la demanda”, ya que las 600 citas previstas no son suficientes y considera que las pruebas y el aislamiento de los positivos deben contribuir a frenar el ritmo de contagios. Fuentes autorizadas de la consellería anuncian que el cribado continúa hoy y mañana, en horario matinal, se interrumpe el domingo y se retoma el lunes para dar respuesta a todas las solicitudes realizadas a través de la página web o del centro de salud.

Ahora mismo hay más gente en el servicio del PAC de Urgencias de Cangas que en los médicos de familia. Y prácticamente la mayoría de las urgencias son derivadas de pacientes que llegan a la consulta con síntomas de estar infectados por COVID-19. Aseguran que es la única manera de que se les atienda de forma presencial, en vez de que una máquina conteste una y otra vez lo mismo, que la centralita está siempre saturada y que se hace difícil contactar con el médico. Así que las urgencias figuran con la fómula más eficaz para encontrar una respuesta humana al desasosiego que representa haber contraído el virus. Las consultas de tarde están llenas.

Sanidade sube al programa los autotest positivos en casa

El Jefe del Servicio del Centro de Salud de Cangas, Benigno Villoch, señala que uno de los motivos por los que la estadística ofrece unos datos de contagios tal al alza es que los autotest se suben al programa del Sergas. Ahora vale que se comunique al médico de familia el positivo en una prueba de antígenos hecha en casa para que entre en el programa. Estos resultados antes no se contabilizaban en ninguna parte. Tenían que ser a través de pruebas PCR. Considera que el regreso a las aulas ayuda a entender este aumento de los contagios, que aunque no sea de manera grave sí que puede afectar a toda una familia. No tiene constancia de que haya población de Cangas en los hospitales por haber sido infectados por COVID-19. Asegura que de los 42 positivos que él maneja en su consulta del Centro de Salud ninguno está grave. Afirma que ahora mismo el Centro de Salud es un centro de dar bajas casi exclusivamente. Teme que se resienta, como ya pasó en la primera ola, el diagnóstico de otras enfermedades, que aunque no son tan contagiosas si que son graves y también producen muertes. Además, Benigno Villoch señala que regresa el miedo a asistir al Centro de Salud, algo que también pasó en la primera ola, por lo que los diagnósticos graves se retrasan. Dice que es cierto que la variante ómicron es más contagiosa que la delta, pero que está demostrando que no es tan grave, pero que la gente debe seguir manteniendo los protocolos de actuación en todo momento, con el propósito de bajar la curva y volver cuanto antes a los número de verano. No obstante, hay pacientes, muchos, que se quejan de que a sus médicos de cabecera les cuesta mucho dar citas presenciales, a pesar de que son reclamadas.

Compartir el artículo

stats