Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las alcaldesas de Cangas y Moaña se unen para forzar al Sergas a poner en servicio otra ambulancia

Victoria Portas y Leticia Santos, ayer, tras analizar la situación en Moaña. | F.G.S.

La exigencia de una tercera ambulancia para Cangas y Moaña es histórica y se prolonga desde hace más de una década, pero los problemas que antes resaltaban sobre todo en verano, con mayor carga poblacional en la comarca, desde el inicio de la pandemia se suceden a lo largo de todo el año. En Moaña fallecieron desde el 1 de enero tres personas y en todos los casos el Concello denuncia retrasos en la atención de las emergencias por la falta de efectivos. Esta misma semana la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, alertaba de que esta falta de efectivos y la concentración del servicio de urgencias de Moaña en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Cangas obligó a los trabajadores del Grupo Municipal de Emergencias a trasladar a médicos al municipio moañés hasta en dos ocasiones en un mismo día, saturando así un servicio local.

Ayer Portas y su homóloga moañesa, Leticia Santos, se reunieron para analizar estos problemas de forma conjunta y concluyeron que las carencias de la sanidad en la comarca están detrás de que tanto Protección Civil como la Policía Local se vean obligados a desplazar a médicos desde el PAC de Cangas a las distintas emergencias que ocurren cuando las ambulancias están ocupadas. Muchas veces los facultativos deben desplazarse en taxi. “Puede ocurrir una excepción y que sea necesario trasladar a un médico por otro método, pero el transporte de una emergencia sanitaria debe ser el 061 y es un escándalo que la situación actual se esté convirtiendo en habitual”, apunta Santos. Insiste en que no se puede convertir a estos servicios en transportistas de médicos “y esto demuestra que los medios ordinarios no son suficientes. Hicimos llegar diferentes quejas a responsables del 061 sin que haya un cambio”.

Ante la negativa del Sergas para dotar de un tercer vehículo con su personal técnico a las villas de Cangas y Moaña, las dos regidoras reclamarán una reunión conjunta con el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, para intentar forzar un cambio de postura en el gobierno gallego. Rechazan los informes que les trasladan sobre el ratio de uso de las dos ambulancias. “Siempre se escudan en que los ratios de salidas de las dos ambulancias ordinarias no se incrementaron desde el comienzo de la pandemia, pero es imposible que aumenten cuando ya están ocupadas todo el día”, apunta Portas.

En este sentido, la mandataria canguesa alerta de que “la mayoría de las veces que atienden una emergencia en Cangas acude una ambulancia de Vigo, porque las de aquí están ocupadas”, de ahí que ambas alcaldesas acusen a Sanidade de “ocultar información en sus informes sobre el 061”, al no recoger las actuaciones con ambulancias de Vigo, que además tienen tiempos de intervención más altas.

Cuando una de las dos ambulancias parte a una emergencia y traslada a un paciente a Vigo “está más de una hora ocupada, porque debe pasar por desinfección y regresar a la base”. Esto se suma a que, al no haber PAC moañés no es extraño “que la ambulancia de Moaña tenga que acudir a Cangas a buscar a los sanitarios y después ir a atender la urgencia en cuestión”, critica Santos. Peor es incluso “cuando se dan cuenta de que necesitan médicos en plena atención, y debe salir la ambulancia de Cangas con ellos, quedando los dos vehículos ocupados a la vez”.

Insisten en que el refuerzo de un vehículo y personal técnico “es necesario” y aseguran que la comarca está “discriminada” con respecto a otras zonas turísticas. “En Sanxenxo refuerzan el servicio en verano, pero aquí duplicamos la población y no lo hacen”.

Esta misma semana la diputada del BNG Montse Prado anunció que exigirá en el Parlamento gallego una investigación sobre los tiempos de intervención en las tres urgencias que acabaron con un resultado fatal en este comienzo de año en Moaña.

Compartir el artículo

stats