Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello busca una solución “intermedia” para permitir abastecer de gas a una casa de A Choupana

El jefe de la Policía y el arquitecto municipal recabaron ayer información entre el vecindario | La alcaldesa decidirá con los informes técnicos

El jefe de la Policía Local y el arquitecto municipal, ayer, con vecinos de la zona. | // SANTOS ÁLVAREZ

El suministro de gas propano a una vivienda de la calle Serra Nacente de Abaixo, en el entorno de A Choupana, no está garantizado con un camión de gran tonelaje, como pretenden sus propietarios y la compañía suministradora con la oposición de buena parte del vecindario, que alude a las deficientes condiciones del vial, que puede afectar a las propiedades colindantes, y a la presencia de una señal que prohíbe que circulen vehículos de más de 3,5 toneladas. Una limitación que no está amparada en ningún informe técnico, según advirtió ayer el arquitecto municipal, Alfonso Lage, en una visita a la zona, aunque apuntó que sí es necesario poner un tope de peso acorde con las condiciones del entorno. De su informe, que previsiblemente estará redactado hoy, saldrá una decisión de la alcaldesa, Victoria Portas.

Lage acudió al lugar del conflicto ayer a mediodía en compañía del jefe de la Policía Local, Alberto Agulla. Les esperaban una decena de vecinos y vecinas que insisten en los argumentos repetidos en los últimos días: el vial está en malas condiciones para el tráfico pesado, ya ha habido derrumbes por este motivo y existe una señal que lo prohíbe. Algunos de los residentes refieren que también se suministran de combustible, pero los camiones de gas butano y de gasóleo que les sirven son de menores dimensiones y tonelaje que el que serviría a la finca por la que se ha generado el conflicto.Podríamos aceptar uno de cinco o seis toneladas, pero no de 20, como el que pretende meter esa empresa”, señalan algunos de los opositores.

Las vallas que colocó las Policía en las zonas más estrechas del vial para evitar que aparquen coches, con la supuesta intención de dejar paso al camión de suministro, seguían ayer en el lugar, aunque apartadas de la zona de tránsito. El vecindario pide que no haya “tratos de favor”, que el Concello no autorice el paso y los interesados busquen alternativas viables. La alcaldesa tendrá que decidir ya.

Compartir el artículo

stats