Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan si una mujer fallecida en Meira murió atragantada por un trozo de bizcocho

M.C.P.M., de 66 años, había tomado un café con un dulce en un local de Samertolaméu, con su hermano y cuidadora y empezó a encontrarse mal al subirse al coche, enfrente

El estacionamiento de Samertolaméu en donde ocurrió el fallecimiento de la mujer. Santos Álvarez

La tragedia volvió ayer a azotar a la parroquia de Meira en donde, en torno a las 14:30 horas, murió una mujer, vecina del casco urbano de Moaña M.C.P.M, de 66 años y natural de la parroquia, tras salir de un conocido local de hostelería de la zona de Samertolaméu y fallecer al entrar en el coche, aparcado frente al establecimiento. La mujer iba acompañada de su cuidadora y tutora legal y con su hermano, cuando al entrar en el vehículo, nada más cruzar la calle al salir del local, en donde había tomado un café con leche con bizcocho, empezó a encontrarse mal, y no podía respirar, con síntomas de atragantamiento, y la cara amoratada. La persona al cargo de la mujer llamó de inmediato a los servicios de emergencias y se desplazó primero una ambulancia y después el equipo médico el PAC de Cangas, pero ya nada se pudo hacer por la vida de esta mujer.

Es la segunda muerte que se sucede en la parroquia de Meira en el comienzo de este año después de la muerte, el pasado día 3, de un vecino del barrio de O Latón, de 44 años, que se empezó a encontrar mal en su casa y le dio tiempo a alertar a los servicios de emergencia, pero cuando llegaron las fuerzas del orden, el hombre yacía ya muerto en el suelo de la vivienda.

La muerte de la mujer en Meira sucedió en el aparcamiento de Samertolaméu, en donde estaba estacionado el vehículo del matrimonio que era tutor legal de ella, ya que era una persona dependiente.

Hasta el lugar se desplazaron Policía Local y Guardia Civil, que se ha encargado de la investigación de esta muerte judicial, cuyas causas apuntan a un probable atragantamiento, ajeno a las enfermedades que pudiera parecer y por las que se estaba medicando esta mujer. En el tracto respiratorio apareció un trozo de bizcocho, de ahí que se sospecha que pudiera ser la causa.

De todas formas, será la autopsia la que determine la causa de la muerte, aseguraba ayer la tutora legal, muy consternada con lo sucedido. Asegura que en local de hostelería tomó un café con leche y un bizcocho, pero desde esto hasta que murió pasaron 15 minutos, por lo que le parece extraño que fuera un atragantamiento. La mujer había salido con normalidad del local y cruzó también la calle con normalidad. El dueño del local asegura que en las cámaras del establecimiento tampoco se vio que llevara nada en la mano que fuera comiendo.

Compartir el artículo

stats