Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña ingresó 269.000 euros por licencias de obras en 2021, 71.000 más de lo previsto

El Concello tramitó 388 expedientes, de los cuales 116 fueron de obras mayores | Se otorgó el permiso de ejecución para 27 viviendas en Sisalde | Espera continuar el buen ritmo este año

Edificio en construcción para 27 viviendas en Sisalde. |

El gobierno de Moaña muestra su satisfacción por la marcha de las licencias de urbanismo en el municipio, a tenor del balance de 2021 que arrojó una recaudación de 269.522 euros, en concepto del Impuesto de Construcciones (ICIO), con 71.000 euros más de la partida prevista en los presupuestos, que fue de 198.500.

Obras apertura vial Elisa de la Peña. Santos Álvarez

Así lo confirma el concejal de Urbanismo, Odilo Barreiro, que asegura que la perspectiva de cara al presente año de 2022 sigue siendo positiva y entiende que la actividad continuará al nivel de 2021, incluso puede verse incrementada.

A lo largo del año, el Concello de Moaña tramitó un total de 388 expedientes de obras, frente a las 355 de 2020, que fue también un buen ejercicio para el ladrillo en el municipio. De este total de 388 expedientes, 272 correspondieron a comunicaciones previas de obras menores, entendiendo como tal aquellas que, por su escasa entidad, sencillez constructiva y pequeña cuantía no precisaron de un proyecto técnico ni de aprobación previa por la junta de gobierno local. En este caso, el expediente se resolvió, estando completo y correcto, en un plazo de 15 días, confirma Barreiro.

Las licencias de obras supusieron un total de 116 expedientes. El concejal de Urbanismo indica que la entidad de este tipo de obras ya requiere de un proyecto técnico visado y su tramitación es más larga al precisar tanto de un informe técnico como de otro jurídico, previos a la concesión del permiso por el órgano competente, que en este caso es la junta de gobierno.

Odilo Barreiro asegura que este incremento notable de la actividad urbanística en Moaña, desbordó las previsiones que se establecieron al inicio de 2021 en cuanto a la recaudación por el Impuesto de Construcciones, Instalación y Obras (ICIO).

Desde el gobierno municipal se entiende que la aprobación, definitiva y total, del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) -se aprobó parcialmente en 2013 y de forma total en 2016- supuso una garantía jurídica importante que animó al sector de la construcción en Moaña. Barreiro asegura que no solo se reactivó la construcción de vivienda unifamiliar, sino también la de la vivienda colectiva, aunque sí de forma más tímida que en 2020. En este año se salió del parón que había de licencias para vivienda colectiva con tres para tres edificios, si bien uno de ellos para 27 viviendas en Sisalde, se tramitó su permiso de ejecución en enero de 2021, de ahí que conste en el balance de este último año.

En 2020, el Concello dio licencia para la construcción de un edificio de 14 viviendas en la calle José Costa Alonso, en el frente marítimo de O Con; y también para otro bloque de 11 pisos en la travesía Ramón Cabanillas, que están en ejecución. Igualmente están en fase de construcción las 27 viviendas en Sisalde.

Por lo que respecta a la urbanización de Golf Domaio sigue siendo el tema pendiente de resolver en el urbanismo de Moaña, con una macro urbanización inacabada, junto a un campo de golf en activo, y con un colectivo ecologista que reclama de forma constante la caducidad de las licencias de las construcciones sin ejecutar. El Concello ya declaró la caducidad de la licencia para el hotel que contemplaba la urbanización y abrió expediente de caducidad, a instancias también de este grupo ecologista, para las licencias concedidas por el Concello en 2001 y 2003 para 50 y 52 viviendas adosadas, respectivamente, que siguen sin construirse. Barreiro asegura que el expediente sigue abierto.

La urbanización de Sisalde, parada por el convenio de la empresa en Navidad

Una de las grandes obras iniciadas en 2021 ha sido la urbanización de los terrenos de Sisalde, en donde la Consellería de Sanidade construirá el nuevo centro de salud. El Concello licitó la urbanización que se adjudicó a Covsa y adelanta el pago de la obra que los propietarios de los solares resultantes abonarán en un plazo de tiempo acordado con el Concello. La adjudicación se resolvió por importe de 233.042 euros sobre una base de licitación de 241.745. Los trabajos de la urbanización, que afectan a un espacio de 7.000 metros e implican la apertura de un vial que atraviesa el ámbito y que llevará el nombre de la activista cultural Elisa de la Peña, comenzaron en octubre y la previsión es que rematen en marzo, señala el concejal de Urbanismo. Barreiro asegura que las obras van a buen ritmo, aunque en estas fechas de Navidad están paradas por convenio de la empresa. Se retoman el 15 de enero.

Compartir el artículo

stats