Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comesaña: “Las urgencias de Moaña deben seguir en Cangas hasta superar la pandemia”

Concentración vecinal del domingo, ante la Casa do Mar de Moaña. | GONZALO NÚÑEZ

El servicio de urgencias médicas de Moaña tendrá que seguir centralizado en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Cangas hasta que Galicia supere la pandemia de COVID-19. Así lo confirmó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ante la petición del diputado nacionalista, Paulo Ríos, quien llevó al Parlamento gallego la exigencia de recuperar este servicio desplazado en abril de 2020, recordando que en las dos últimas semanas miles de moañeses salieron a la calle con esta misma petición.

El diputado nacionalista Paulo Ríos, durante su intervención de ayer en O Hórreo.

Comesaña acusó al BNG de “falta de coherencia” en sus propuestas relacionadas con las medidas contra el coronavirus. Alegó que, dadas las características de la Casa do Mar de Moaña, con poco espacio, “llevamos las urgencias a Cangas para dar una mejor cobertura. De momento, por desgracia, tendrá que seguir siendo así, durante un tiempo más, hasta que la pandemia se supere”.

En las protestas en Moaña de las últimas semanas el bipartito acusa a la Xunta de recortes en la sanidad pública. El Conselleiro tilda estas acusaciones de “un mantra” y alega que en 2022 “invertiremos 541 millones de euros en el personal de atención primaria, 99,7 millones más que en 2009”.

Sobre la falta de personal en horario de tarde, con dos de los cuatro médicos habituales, al solicitar los otros dos un cambio de centro, el conselleiro recordó que el concurso de traslados fue “voluntario” y alegó que el Sergas realiza “todo lo posible para cubrir esas vacantes, primero a través de búsqueda activa de profesionales y, mientras tanto, con intersustituciones y prolongaciones de jornada”. Y es que hasta 2.500 vecinos de Moaña se quedaron sin médico y ahora sufren largas listas de espera e incluso la imposibilidad de solicitar nuevas citas por falta de huecos y de cambiarse al turno de mañana.

Ante la falta de personal, Comesaña asegura que “trabajan con el Ministerio para tener más profesionales y plazas de formación”. Defiende que el resto de trabajadores de la Casa do Mar moañesa “sí están atendiendo a los pacientes de esos dos médicos, utilizando las fórmulas aprobadas en la mesa sectorial”.

Paulo Ríos acusó al titular de Sanidade de “escudarse en esta nueva ola concreta, cuando los moañeses llevamos un año y medio sin alternativa”. Lamentó la “falta de planificación” del Sergas ante los traslados de médicos de Moaña, “pues deberían tener a otros profesionales para sustituirlos”. Insistió en que “si desmantelamos la sanidad pública, la gente se va a la privada”. Sobre el malestar de los pacientes en Moaña, Ríos recordó que los propios trabajadores de la Casa do Mar pidieron la Sergas “un guardia jurado para la puerta debido a la tensión de la gente que necesita atención y su servicio sanitario no se la da”.

Compartir el artículo

stats