Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Fervenza dice adiós a 16 años en política

José Fervenza, en 2014, sentado en el despacho de la Alcaldía que dirigió durante cuatro intensos años. | GONZALO NÚÑEZ

Entre todos los concejales que actualmente integran la corporación moañesa, José Fervenza Costas es el que más años lleva con el acta de edil. Es representante de los moañeses desde el año 2007 en la administración local y participa activamente en política desde 2005, cuando asumió la presidencia del PP a nivel local y entró en el Parlamento gallego como diputado. En estos 16 años de trayectoria Fervenza se ha convertido en el referente de la derecha política de Moaña, pero esta realidad llega a su fin. Y es que por motivos personales y de salud, el actual portavoz de la oposición dejará la política este mismo mes. Esta semana presentará su renuncia al acta de concejal, y también dejará su cargo como presidente de un PP en el que asegura “seguiré militando, porque es mi partido de toda la vida y le deseo mucha suerte en el futuro”.

El líder del PP durante un concurrido mitin en el pabellón de Reibón. / G.N.

El líder del PP durante un concurrido mitin en el pabellón de Reibón. / G.N.

José Fervenza fue diputado gallego entre 2005 y 2011, cuando se convirtió en alcalde de su pueblo. Le tocó dirigir la Alcaldía en minoría pese a que el PP era el partido con más concejales. Las desavenencias entre el PSOE –que entonces representaba a nivel municipal Víctor Pastoriza– y el BNG de Xosé Manuel Millán, hicieron imposible repetir coalición y en un sorpresivo pleno de investidura el socialista Arturo González votó en blanco, impidiendo un tercer mandato de Millán y llevando al PP a la Alcaldía.

Fervenza dirigió la política local durante cuatro años en minoría y durante la primera parte del mandato con el riesgo de que nacionalistas y socialistas llegasen a un pacto de gobierno para recuperar el poder mediante una moción de censura.

De su paso por la Alcaldía quedan muchos legados, siendo el principal la inclusión de Moaña entre los municipios que Costas del Estado promete indultar para regularizar una gran parte de la malla urbana, como el borde litoral de la Avenida Concepción Arenal o los colegios públicos de Seara y Reibón. Algunas infraestructuras como la construcción del centro sociocultural de Meira, la mejora de la capilla de Samertolaméu o la construcción de una marina seca para la reparación y pintado de barcos forman parte también del legado que Fervenza dejó a los moañeses en los cuatro años en los que fue alcalde, liderando un grupo de 8 concejales.

En los comicios de 2015 obtuvo 7 ediles y repitió como partido más votado. Entonces nacionalistas y socialistas sí que sumaron sus votos para crear el bipartito que saldría reforzado en 2019. En estos últimos seis años Fervenza se mantuvo como líder de la oposición e incluso fue diputado provincial durante dos ejercicios.

Desde finales del pasado mes de septiembre, tras pasar por un ingreso en el hospital Povisa, estaba alejado de la participación activa. Ayer, tras tomar la difícil decisión de dar un paso a un lado, el todavía concejal admitió que se iba “triste”, porque a sus 59 años aspiraba a “terminar el mandato para el que me eligieron. Pero no quiero convertirme en una carga para mi partido”, añadió.

Quiso tener palabras de agradecimiento con “la junta local del partido, que trabajó conmigo todos estos años y con todos los concejales que pasaron por la Corporación”. Pero sobre todo, en este momento de reflexión, Fervenza se acuerda “de todos los vecinos que confiaron en nosotros y de la Xunta de Galicia, que siempre se volcó con Moaña”.

Alcaldesa

Las reacciones al anuncio de Fervenza no se hicieron esperar y la actual alcaldesa, Leticia Santos, dejó a un lado las rencillas políticas para expresarle el agradecimiento de su grupo “por su tiempo dedicado al Concello como concejal”.

Santos asegura que entiende la decisión “porque hay cosas en la vida que deben estar por encima de esta dedicación. La salud es una de esas cuestiones”. La regidora deseó a José Fervenza una “pronta recuperación para disfrutar de la nueva etapa que empieza a partir de ahora”.

Carlota Zabaleta o José Antonio Sebastián, principales candidatos a entrar en el grupo municipal

Con la dimisión de Fervenza, que en la junta local del partido se esperaban “porque lo importante es la salud”, el PP moañés tiene ahora varias tareas difíciles por delante. La primera es recomponer el grupo municipal. Tras la entrada de Vicente Verdeal, los siguientes nombres en la lista que se presentó a las elecciones de 2019 son la ingeniera Carlota Zabaleta y el autónomo José Antonio Sebastián. Fuentes del partido señalan que el segundo está muy implicado en las decisiones orgánicas del PP moañés. Además, se debe decidir quién pasa a ser el portavoz del principal partido de la oposición. Vicente Verdeal y Daniel González son los que cuentan, a priori, con más papeletas para desempeñar este cargo. La vicepresidenta del partido, María Luisa Fervenza, explica que después del Día de Reyes deberán reunir a la junta local del PP y al grupo municipal para tomar estas decisiones. “Estamos seguros de que, de una forma u otra, Fervenza seguirá colaborando con el partido”, apuntó ayer. A medio plazo, el PP tiene la titánica tarea de buscar un candidato para los comicios de 2023, después de cuatro elecciones con Fervenza al frente.

Compartir el artículo

stats