Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Recuperación del patrimonio y Restauración del pórtico de la excolegiata

La cabeza de Santiago ya luce en Cangas

La cabeza de Santiago Apóstol, ya en el pórtico. | // S..Á.

Se sacaron los andamios de la excolegiata de Cangas casi con nocturnidad y sin darle importancia y apareció la fachada impoluta del templo que restauraba la empresa Trace por encargo de la Consellería de Cultura. El láser y el meticuloso trabajo de bisturí dejó ver una fachada sin musgos, sin humedades, ya con la cabeza de Santiago el Apóstol puesta sobre los hombros de un cuerpo que llevaba sin ellas décadas por culpa de un atentado patrimonial. Los trabajos comenzaron en el mes de agosto en silencio y acabaron lo mismo. La empresa retiró los andamios y las lonas que jalonaban la colegiata y a los que ya Cangas se ha había acostumbrado.

No hubo fuegos de artificio ni protocolo de autoridades para abrir el telón que impedía ver el trabajo de limpieza que se llevaba a cabo en la fachada de la ex colegiata de Cangas, dedicada a Apóstol Santiago. Fueron meses de intensa y meticulosa labor de restauración que no tenía precedentes en Cangas, y que había dejado sorprendidos a los feligreses y hasta a los enamorados del arte. No había día que no hubiese curiosos intentando sacar una foto de lo que escondían los andamios y las lonas. Esta semana ya desapareció de la vieja calle Real el andamiaje que adornaba el templo, que la piedra resplandecía de blanca, que el musgo que le otorgaba distinción, a la vez que corroía sus entrañas había desaparecido. Fue un lavado de cara intenso que se aprovechó para reponer la cabeza de Santiago Apóstol, que había sido decapitada hace décadas y que apareció en el año 2015 en una finca de Cantalarrana, en la Aldea de Arriba (Coiro). Es una figura que se puede ver a la izquierda de la fachada. En el pórtico, en origen, hay seis figuras escultóricas. El trabajo de restauración no hizo posible que se pueda leer bien su iconografía. Siguen apareciendo figuras sin cabeza y otras mutiladas. Como aseguraba el encargado de la obra de restauración, Mario Dance, que no estaba en los planes actuar en otras figuras porque no había documentación y, su reconstrucción, no sería más que una falsificación. La cabeza de Santiago, de la que hay fotografías de 1980 luciendo todavía en la fachada, se colocó sobre una figura aprovechando la oquedad que tenía y se sustituyó el vástago y el sellado se realizó mediante mortero.

Vista general de la fachada tras la restauración. | // S.Á. Santos Álvarez

Según los datos que se guarda sobre la excolegiata de Cangas, la decoración escultórica de la fachada remite a temas bíblicos, como la Anunciación y representa también a varios ángeles. Existe una figura de un obispo. Sobre la puerta de entrada tiene un gran rosetón que ahora luce en todo su explendor y a ambos lados contrafuertes. Se desconoce la actual fecha de la construcción anterior a la que hoy se conserva. La actual fecha es de principios del siglo XVI, aunque se cree que el primitivo templo se remonta al menos un siglo atrás.

Fachada de la excolegiata cuando estuvo cubierta por una lona para los trabajos de restauración.. | // S..Á. Santos Álvarez

La obra de restauración que llevó a cabo la Consellería de Cultura tenía un presupuesto de 89.717 euros y un plazo de ejecución de 5 meses. El impulsor de esta obra ante la Xunta de Galicia fue el ex alcalde del PP José Enrique Sotelo. Se trata de una obra que se quiso hacer coincidir con el Año Xacobeo que vivimos y que debido al COVID se prolongará también en 2022.

La primera fase de los trabajos consistió en la limpieza con la eliminación de sustancias orgánicas e inorgánicas, a través de medios mecánicos con la utilización del láser como instrumento para eliminar de una forma más eficaz sin dañar la piedra del templo, que es una de las mejores muestras de arquitectura y escultura renacentista de toda Galicia.

La cabeza de Santiago ya luce en Cangas

Con láser

El láser se empleó para no perder material de la piedra, que está arenizada y después se procedió a la consolidación del soporte. Según Mario Dance, -restaurador italiano de la empresa que acometió los trabajos- el precario estado dela portada del templo no era uniforme, sobre todo en la portada inferior, debido a la humedad.

La cabeza de Santiago cuando estaba decapitada Santos Álvarez

No se descarta que el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, acuda próximamente a Cangas a comprobar el resultado de estos trabajos en la excolegiata. Lo cierto es que la importancia de la obra lo merece y aún quedan cuestiones de conservación que hay que abordar. También se había actuado recientemente en la restauración de retablo mayor, que data del año 1744.

Un detalle de la cabeza de Santiago Apóstol en su figura original. SANTOS ALVAREZ

Reunión para explicar los trabajos

El párroco de Cangas, Severo Lobato, había manifestado cuando apareció la cabeza de la figura de Santiago Apóstol, que era estupendo que volviera a la fachada para disfrute de todo el pueblo y los feligreses.

Severo Lobato manifiesta respecto a la conclusión de las obras que se va a organizar una reunión, que se anunciará con tiempo, en la que tanto responsables de Patrimonio de la Consellería de Cultura como de la empresa que realizó los trabajos, estarán presentes para explicar todo lo que se hizo. Esa reunión estará aberta a toda la persona que se quiera acercar, señala el párroco que espera que pueda celebrarse antes de las Navidades.

La cabeza cuando apareció en una finca de Coiro. SANTOS ALVAREZ

Apareció en una finca de Coiro

La cabeza repuesta en el pórtico de la excolegiata forma parte de una figura en piedra de Santiago Apóstol con una concha de vieira en el frente. Desapareció hace varios años en un acto que desde el Concello siempre se tribuyó al vandalismo. En 1980, todavía lucía en la fachada, según constan en imágenes de la época.

La excolegiata en una imagen de 1980 en donde aún aparece la figura de Santiago con la caebza. Rafa Hijo

La cabeza apareció de forma misteriosa, el 10 de septiembre de 2015 en el muro de una finca, con acceso de pies, en Cantalarrana, en Aldea de Arriba (Coiro). Desde entonces ha estado custodiada en el Concello a la espera de su colocación en su sitio original. Fue una extraña aparición como también cuando la figura fue decapitada.

Compartir el artículo

stats