Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vecino de Bueu detenido formaba parte de una red que se encargaba de la venta de drogas previa al “menudeo”

Un momento de los registros en el barrio de O Piñeiriño, en Vilagarcía.

El Juzgado número 6 de A Coruña empezó a tomar declaración a los detenidos en la operación de drogas desarrollada estos días entre O Salnés y la ciudad herculina en torno a las 17.30 horas. La complejidad de la instrucción y el elevado número de detenciones practicada –en torno a una decena– auguraba una jornada larga y así fue. Al cierre de esta edición, continuaba el interrogatorio, y todavía se desconocía la decisión del juez. Entre los detenidos hay un vecino de Bueu.

Los investigadores consideran que la presunta organización de narcotraficantes desarticulada se dedicaba a la venta previa al “menudeo” en la calle, con lo que serían piezas de tráfico medio. La operación estalló durante la madrugada del jueves, y fue desarrollada de forma conjunta por agentes de la Udyco de la Policía Nacional de Pontevedra y de la EDOA de la Guardia Civil de A Coruña. En O Salnés, se realizaron registros domiciliarios en Vilagarcía, Meis y Cambados. Las detenciones llegaron también a Bueu, donde se detuvo a un hombre de unos 30 años y que vive en los alrededores del centro urbano. En un primer momento se pensó que la detención podía estar relacionada con el tráfico de hachís, pero el vecino de Bueu está relacionado presuntamente con la venta de cocaína.

En Vilagarcía las entradas domiciliarias se produjeron en el barrio de O Piñeiriño, así como en varios establecimientos hosteleros, uno de ellos ubicado en el entorno de A Baldosa, y vinculado a E.L.G., un hostelero que presuntamente es una de las piezas principales del entramado delictivo. En Meis, los agentes accedieron al interior de dos viviendas ubicadas en la parroquia de Paradela.

El balance provisional de la operación es de una decena de personas detenidas, y la incautación de unos 24 kilos de cocaína. Entre los arrestados, dos lo fueron en Vilagarcía, otros dos en Meis, uno en Bueu, otro en Lugo, y los demás fueron apresados por la Guardia Civil en la provincia de A Coruña.

Los investigadores consideran que esta presunta organización de narcotraficantes formaba parte del eslabón medio de las mafias de la droga, situándose entre aquellos que tienen los contactos directos con los proveedores de la droga en Sudamérica, y los que se dedican al menudeo de las sustancias estupefacientes en la calle.

Compartir el artículo

stats