Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bloqueo de los terrenos de As Raíñas lleva a los colectivos a pedir otra ubicación para el auditorio

Más de 4.000 personas y decenas de colectivos tomaron las calles moañesas en marzo de 2019 para exigir un auditorio. | GONZALO NÚÑEZ

Las conversaciones entre los distintos propietarios de terrenos en el ámbito A Xunqueira-A2, en la Rúa das Raíñas, para buscar una urbanización de toda la superficie y que el Concello pueda contar así con su parcela para levantar el históricamente demandado auditorio municipal, están bloqueadas. Este año el Concello propició distintas reuniones con los parcelistas a nivel individual y colectivo, actuando como mediador al contar solo con un porcentaje muy pequeño del ámbito. Tras años sin sentarse en una misma mesa, en septiembre lograron un preacuerdo para desbloquear el desarrollo y parecía que se llevaría a cabo la ejecución inmediata de la urbanización. Sin embargo, más de dos meses después el acuerdo no fue firmado, según explica la Plataforma Proauditorio de Moaña, que fue informada por el Concello de los trámites en todo momento y que integra a decenas de colectivos sociales y culturales del municipio.

La fachada oeste, con cristaleras, hormigón y madera, del proyecto reformado en 2019.

La fachada oeste, con cristaleras, hormigón y madera, del proyecto reformado en 2019.

El bipartito les reconoció que hay serias dudas de que los propietarios tengan voluntad real para hacer efectivo un acuerdo que permitiría a cada propietario tener, por fin, acceso a sus parcelas individuales, además de que el Concello podría iniciar el proyecto para construir el auditorio. Ante este bloqueo que parece no tener fin, la Plataforma pide un paso más, que pasa por la “búsqueda inmediata de alternativas de terrenos para ubicar el auditorio de Moaña” y piden que el ejecutivo local ponga sobre la mesa una nueva ubicación antes del 31 de diciembre.

Consideran, desde los colectivos que integran la Plataforma Proauditorio, que sería un paso “serio y definitivo” y que demostraría si existe “verdadera intención política de satisfacer esta necesidad”. Esta postura ya fue transmitida al Concello y es conocida por el tejido asociativo moañés. La plataforma reconoce el “trabajo en la gestión y en la mediación del gobierno municipal y su predisposición a contar con nosotros como parte interesada, pues nos aportaron información en tiempo real y de forma permamente”, pero no oculta su decepción por el bloqueo de los terrenos previstos desde hace años para el Auditorio y entiende “agotada” la opción de As Raíñas. Y es que teme que estarán “paralizados muchos años más”.

Alegan, desde la Plataforma Proauditorio, que una reciente modificación en la normativa urbanística permite mayor autonomía a los Concellos y plazos más reducidos para hacer realidad un proyecto ambicioso como este de una forma más rápida y sencilla. “Esto supone una dosis de esperanza para nosotros y una gran oportunidad para el Concello, que podría esquivar la dependencia de terceros” en la elección de unos nuevos terrenos que acojan la dotación cultural.

La carencia de un espacio de dimensiones adecuadas obliga a que muchos colectivos culturales no tengan en donde exhibir sus actividades o a que buena parte del público se quede fuera, por ejemplo, de las obras de teatro de los Circuítos Teatrais, que se desarrollan en el salón de actos del IES As Barxas gracias a la colaboración del instituto.

Ante estos problemas la Plataforma Proauditorio se constituyó y llevó a cabo, el 23 de marzo de 2019, una histórica manifestación por las calles de Moaña, que reunió a decenas de personalidades conocidas de la villa de las disciplinas más variadas y movilizó a más de 4.000 personas. “Fue la manifestación más multitudinaria que se recuerda en las calles de esta localidad y sirvió para mostrar el malestar y la gran decepción que la cultura de Moaña tenía porque ninguno de los gobiernos municipales de los últimos 25 años fuese capaz de iniciar una obra para cubrir esta carencia”, indica este movimiento. Añade que no pretenden un “auditorio más grande ni más moderno”, sino que Moaña tenga “su auditorio ya”.

Un proyecto de cuatro alturas y 511 butacas

El gobierno local de Moaña reformuló en 2019 el proyecto original del auditorio, redactado en 2007, cumpliendo con la nueva normativa de accesibilidad y recogiendo las mejoras propuestas por distintos colectivos culturales. Invirtió 48.000 euros en modificar un proyecto que pretende levantar un inmueble de cuatro alturas, con un escenario de 256 metros cuadrados y hasta 511 butacas entre el patio principal y el primer graderío. En sus distintas plantas se prevé disponer de vestuarios, sala de ensayos, almacén, varias aulas para los alumnos de las escuelas tradicional y municipal de música, o un vestíbulo que se puede usar como sala de exposiciones. El diseño previsto es muy innovador, mezclando elementos en la fachada como el hormigón y la madera, como grandes cristaleras, iluminación nocturna y un acceso directo hacia los jardines que se habilitarían en el entorno. Pese a tener el proyecto totalmente listo, todavía faltan los terrenos para convertirlo en una realidad. Ahora el Concello decidirá si trabaja para encajarlo en otra ubicación distinta de la prevista inicialmente.

Compartir el artículo

stats