La curva de casos COVID en la comarca sigue creciendo día a día en esta sexta ola del coronavirus, lejos aún de llegar a ese pico que el Sergas estima que se podría alcanzar entre una y dos semanas. El mapa del coronavirus ofrecía ayer un panorama desolador en O Morrazo con un incremento de una veintena de casos de COVID con respecto al día anterior y un notable aumento en Bueu en donde el municipio registraba 47 casos en el acumulado a 14 días, 13 más que la jornada anterior y se pone con una incidencia de 391 positivos por cada 100.000 habitantes, lo que supone pasar al umbral del riesgo alto. En cuanto a los casos nuevos en los últimos 7 días, Bueu figura con 36.

En este mismo umbral de riesgo alto está Moaña, aunque con una incidencia menor debido a que dispone de más población. Tiene 330 casos por cada 100.000 habitantes. En el municipio había ayer 66 casos según la EOXI de la gerencia del Área Sanitaria de Vigo (64 según el mapa) a 14 días y 47 nuevos casos en los últimos 7 días.

Cangas es el municipio que aún sigue en mejor situación, aunque los casos van al alza. Ayer el mapa del Sergas contabilizaba 43 a 14 días y la EOXI, 44.Registró 38 nuevos casos en los últimos 7 días y su incidencia está en 162 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que sigue en el umbral de riesgo medio.

Quejas de ambulancias

Por otra parte, delegados de personal del sindicato CIG que representan a los técnicos de emergencias de las ambulancias de O Morrazo se reunieron en la mañana de ayer con la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, y de Cangas, Victoria Portas, en el Concello moañés, aprovechando las reuniones semanales de la Mancomunidade do Morrazo, con la ausencia del regidor de Bueu, Félix Juncal.

Los técnicos alertaron que la saturación del servicio al contar con solo un vehículo en cada localidad se está agravando en esta sexta ola de la pandemia. Los casos suelen mostrar más patologías respiratorias y ello hace que los desplazamientos al hospital sean más lentos.

Además de informar de este problema a las regidoras, solicitaron su colaboración y la de las Policías locales, para identificar el presunto uso de vehículos “con solo un conductor o un técnico sanitario. Sin los obligatorios dos técnicos”, que el Sergas estaría utilizando para reforzar las ambulancias ante esta mayor demanda. Desde la CIG aseguran que estos vehículos ya atendieron casos en O Morrazo y con los datos recopilados “acudiremos a la Valedora do Pobo”, apunta el delegado Óscar Graña. Insisten también en que el 061 mantiene su negativa de facilitarle “los datos reales” sobre los tiempos de espera de cada servicio y entiende “que eso valida nuestra postura de que hace falta un refuerzo”.