Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta prohíbe la extracción de mejilla en la Costa da Vela y en zonas de Bueu

La Guardia Civil habla con el patrón mayor de Cangas durante el conflicto del año pasado en la Costa da Vela. | // SANTOS ÁLVAREZ

Hoy arranca la campaña de la mejilla en Galicia y viene cargada de tensión. La Consellería do Mar acaba de aprobar sendas resoluciones en las que delimita una serie de zonas de exclusión, en las que estará prohibida la recolección de la cría del mejillón como medida para preservar al percebe. En ese listado aparece toda la Costa da Vela, desde Punta Subrido hasta Punta Couso, que era una insistente demanda de la Cofradía de Cangas y de su agrupación de percebeiros, así como partes del litoral de Bueu en Udra y Lagos, además del archipiélago de Ons.

Estas resoluciones, tal como se podía esperar, han generado reacciones encontradas. Las cofradías las reciben con evidente satisfacción, todo lo contrario que el sector bateeiro, que se plantea movilizaciones. “No está todo lo que se solicitaba, pero sí la mayoría”, manifestaba ayer el presidente de la Federación Provincial de Confrarías de Pontevedra y patrón mayor de Bueu, José Manuel Rosas. Desde los pósitos insisten en que esta medida de protección era clave para salvaguardar el futuro de los percebeiros. “No estamos pidiendo en absoluto un reparto salomónico, los tramos que se excluyen de la costa suponen un porcentaje muy pequeño”, argumenta Rosas.

En el caso de Cangas la zona de exclusión comprende toda la Costa da Vela, donde en mayo de 2020, en plena pandemia, se registraron momentos de tensión entre mejilloneros de Arousa y percebeiros. En ese listado aparecen también zonas de Bueu: desde el Carreiro de Lombo da Besta hasta el Con do Barcelo, en Cabo Udra; desde Salamín hasta el Con o Laxe da Loba, en la zona de la playa de Lagos; y el archipiélago de Ons, que forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas. En la isla de Ons ya no era posible la extracción en la cara oeste o externa y partir de ahora tampoco se podrá extraer mejilla en un tramo de la cara este: desde el islote de Centulo hasta la playa de Fedorentos. En el caso de Onza la restricción es total. En la provincia de Pontevedra se delimitan además zonas de exclusión en A Guarda, Baiona y O Grove.

La Consellería do Mar intentó exponer estas medidas en la Comisión do Mexillón celebrada esta semana, pero aseguran que “fue imposible ante la negativa de los representantes de los bateeiros a escuchar cualquier propuesta”. Desde el departamento autonómico argumentan que la decisión está basada “en criterios técnicos” y en el análisis de los datos recogidos en los últimos meses y plasmados en diferentes informes. “[Se] pretende velar por la conservación y regeneración tanto de la semilla del mejillón como del percebe y sus ecosistemas, dada su coexistencia en los bancos naturales”.

Estos cambios responden también a la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), que establece que los planes de gestión del percebe constituyen el marco en el que se deben decidir las medidas necesarias para proteger a este marisco cuando coexiste con la mejilla. Al hilo del fallo judicial se modificó el decreto de marisqueo, que faculta a las cofradías a reservar zonas dentro de sus ámbitos.

Estas delimitaciones estarán en vigor como mínimo hasta el año 2024 ya que los nuevos planes de gestión tienen carácter trianual y abarcan los ejercicios 2022, 2023 y 2024.

Compartir el artículo

stats