Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El COVID-19 sigue en ascenso en la comarca con 134 casos activos y Moaña en riesgo alto

Una vecina de Bueu recibe la dosis de refuerzo contra el coronavirus en el centro de salud. | // G.N.

La pandemia de COVID-19 se encuentra en pleno ascenso en O Morrazo a las puertas de las esperadas fechas navideñas. Desde el comienzo del mes de noviembre la sexta ola está golpeando con dureza a la comarca, que desde mediados de verano parecía haber pasado ya lo peor de la crisis sanitaria. Ayer eran 134 los casos activos que estaban detectados en O Morrazo y de momento no parece que la situación vaya a cambiar.

Moaña se mantiene en la peor situación y tanto el mapa del Sergas como el área sanitaria de Vigo (EOXI) identifican ya a 60 vecinos contagiados en estos momentos. Eso supone nueve casos más que hace un día y 14 más desde el sábado. Además la incidencia acumulada de la villa llega a los 309 contagiados por cada 100.000 habitantes. Esto supone que Moaña regresa al nivel de riesgo alto, después de muchos meses fuera de estos indicadores.

Los servicios médicos entienden que los brotes son todos familiares, sin que tengan registrado un gran foco de contagios. Eso sí, las expectativas no son optimistas para Moaña, pues hasta 43 vecinos han contraído el virus a lo largo de la última semana.

En el caso de Cangas, el número total de contagiados está hoy en 41 casos. Casi todos ellos, un total de 35, se han contagiado a lo largo de la última semana. La incidencia de Cangas es mucho más baja que la de Moaña, con 154 positivos por cada 100.000 habitantes. En estos momentos la villa canguesa se encuentra en nivel de riesgo medio.

Desde el centro de salud cangués explicaron este lunes que muchas personas confunden los síntomas con un catarro, por lo que tardan en acudir al médico y someterse a pruebas, retrasando así el necesario aislamiento para reducir el riesgo de propagación del virus.

En lo que respecta a Bueu, la Estrutura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI) Pontevedra-Salnés reportaba ayer 34 positivos, 24 de ellos en la última semana. Esto implica una incidencia acumulada ascendente de 275 casos por cada 100.000 habitantes y un nivel de alerta medio, pero cerca ya del riesgo alto.

Ascenso preocupante

La evolución durante los últimos días resulta preocupante, con un ascenso constante en los contagios. El 19 de noviembre había solo dos casos notificados en el ayuntamiento, pero durante los últimos diez días del mes esa cifra no ha dejado de subir. Primero a cinco, luego a nueve, a continuación a once y desde el 25 de noviembre la incidencia aumenta cada jornada: 15 el día 26, 21 casos el día 27, 28 contagios el día 28 y la cifra saltó hasta los 34 el 29 de noviembre, a falta de saber el número total con el que se cerrará este mes.

Compartir el artículo

stats