Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas pretende reformar toda la travesía urbana y construir un parking subterráneo el Altamira

Vista de la travesía de Cangas desde la rotonda de O Gordo | // FDV

El gobierno local quiere cambiar de forma radical el centro de la villa, convertir la entrada de Cangas en algo atractivo, alejada de la imagen que hoy ofrece, donde se esconde la playa de Rodeira por medio de insólitas paredes como el IES y el pabellón de Rodeira y el Cuartel de la Guardia Civil, además de otras construcciones urbanas que ocultan la belleza de la ría; mientras que al otro lado aparecen las construcciones que crecieron a empujones fuera de cualquier orden urbanístico.

Croquis del borrador presentado por una empresa al Concello. | // FDV

El gobierno tiene un proyecto para hacer más atractiva la imagen de la villa: un boulevard que comenzaría en la rotonda de O Gordo y llegaría hasta la del Mexilón, en una actuación en toda esta travesía de la PO-551 a su paso por Cangas. El ejecutivo local trabaja con los redactores del Plan de Mobilidade Urbana en este proyecto, cuyo borrador presentó la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, a la conselleira de Infraestructras, Ethel Vázquez, con el propósito de obtener subvención, ya que el Concello no tiene entre sus objetivos imitar a Moaña y hacer que la travesía pase a ser de competencia municipal. Demasiado gasto. También no se descarta la alternativa de aceras más anchas con zonas verdes incorporadas.

El objetivo en reformar toda la travesía urbana, humanizando y con un proyecto de seguridad vial con el fin de calmar el tráfico.

El gobierno local pretende que las travesías urbanas tengan más ancho peatonal, con la incorporación del carril bici donde se pueda, elementos vegetales y árboles, así como adecuar la iluminación, con mayor protección en zonas peatonales, manteniendo los estacionamientos, si bien en algún lugar se reducirán los aparcamientos en batería.

Los redactores del Plan de Mobilidade Urbana de Cangas (PMUS) también trabajan, conjunto a los técnicos municipales, en encontrar soluciones al aparcamiento. Y este equipo no descarta en absoluto, incluso lo recomienda, la construcción de aparcamientos subterráneos. Y entre las posibles ubicaciones aparece, de repente, la superficie de terreno que los promotores del la Unidad de Actuación Número 5, en Altamira, tengan que ceder al Concello cuando se desarrolle. Esta fórmula aparece más conveniente que la de actuar en la Alameda, donde los terrenos pertenecen a Puertos o en otros donde la propiedad es de Costas. Sería un aparcamiento de pago y se construiría cerca al centro comercial de Eroski. Arriba del subterráneo habría una gran plaza. Claro que para que esto suceda tiene que desarrollarse urbanísticamente. Sabemos que los nuevos propietarios mantuvieron contactos con el gobierno y que el mercado inmobiliario sí propiciaría ahora una intervención de ese calibre, ante la falta de oferta de pisos que hay en Cangas.

La empresa que redacta el PMUS, que tiene que estar entregado en el mes de febrero, considera que tanto en la villa como en la zona rural deben existir estos puntos destinados a retirar tráfico de las vías de comunicación. Se pretenden ubicar en zonas bien conectadas con las arterias de llegada y salida a Cangas, como A Rúa y también, en O Hío, los terrenos que se compraron para ser destinados a centro de salud. Pero esto sería ineficaz sin un buen servicio interurbano de transporte, que es en lo que se trabaja también dentro del PMUS.

Otro de los objetivos que se persigue es que todos los viales estén comunicados; es decir que tengan continuación, que es un problema que tiene Cangas, por ejemplo en A Garita o en Vilanova, donde no hay salida. Allí donde no se pueda hacer, la intención es crear una rotonda que permita acceder y girar.

La gran actuación para modernizar la travesía de Cangas va a depender mucho de las ayudas y de la autorización de la Consellería de Infraestructuras.

Subvención de la Xunta y abrir la villa a la ría

El gobierno local vio la posibilidad de que la Consellería de Infraestructuras financiara este cambio radical de imagen de Cangas cuando supo que lo iba a hacer en la travesía de Portonovo, subvencionando al Concello de Sanxenxo. Así que espera que Cangas también sea tenida en cuenta. Lo cierto es que la imagen que ofrece la villa al entrar es de otra época. Necesita más que una mano de pintura y de forma urgente. Una villa turística como Cangas no merece tener una entrada tan de otro tiempo. Corresponde también al Plan Xeral de Ordenación Municipal terminar si se retira el cuartel de la Guardia Civil y el IES de Rodeira, con el fin de abrir un proyecto para que Cangas mire al mar, ahora tapado por las construcciones. Ese traslado supondría también un cambio radical de Cangas. De hecho, en un avance del Plan Xeral, cuando era concejal de Urbanismo, el que lo es también hoy, Mariano Abalo (ACE) y que fue elaborado por Consultora Galega, aparecía esta posibilidad, sí que no hay que considerarla exagerada.

Compartir el artículo

stats